lunes, 14 de septiembre de 2009

Dserie: 10 razones para ver... "The Shield"

No solo fue uno de los mejores dramas televisivos de los últimos años, sino que después de finalizar su andadura por televisión sigue igual de vivo.


Este verano he asistido a dos grandes momentos relacionados con "The Shield", en mi opinión, una de las mejores producciones televisivas de la última década, al margen de ser más o menos conocida por el gran público.

El primer momento tuvo lugar con la esperada y temida sexta temporada. El final de la quinta me dejó con tal shock que no sabía como enfrentarme de nuevo a la serie.
Afortunadamente, todo salió bien.

El segundo ocurrió cuando comprobé estupefacto y extasiado que todos aquellos bloggers a los que leo con asiduidad, se lanzaron al unísono a descubrir personalmente a Vic Mackey.
Dados sus comentarios y la velocidad de vértigo con la que vieron las temporadas, todo apunta a que les gustó.

¿A qué viene todo esto? Pues sencillamente es una forma más de intentar convencer a todo aquel que no ha visto "Th Shield" de que debe hacerlo.
¿Por qué usar el típico "10 razones"? Pues porque es claro, conciso y va al grano.

1. La puesta en escena y los guiones desprenden un realismo que puede pasar de apasionante a sobrecogedor en tan solo segundos.
La serie nos muestra la cruda realidad de un barrio marginal, abofeteándonos en ocasiones con momentos y situaciones muy duras e impactantes.

2. El reparto de la serie está perfectamente escogido y hasta los meros figurantes parecen estar sacados de los barrios más peligrosos del país.
Además, cuenta a lo largo de su recorrido con varios "guest star" de auténtico infarto.

3. En "The Shield" no hay personajes buenos o malos y nada es negro o blanco. Cada personaje tiene su propio destino, su personalidad y toma una serie de decisiones que les hacen atravesar determinadas circunstancias en las que deben actuar sin pensar más allá de lo políticamente correcto.

4. El estilo con el que se rueda la serie es más propio de un documental improvisado que de una serie de televisión. Son constantes las escenas con poca luz o desenfocadas, planos desencuadrados y con poca nitidez, dándole un look que ayuda mucho a crear esa atmósfera de realidad en la que se mueve.

5. Es una serie en la que no se tiene miedo a mostrar determinadas escenas o a contar ciertas historias de dudoso buen gusto. No obstante, no abusa de la libertad que ofrece la tele por cable y toda salida de tono está totalmente justificada con la historia.

6. La serie está totalmente cerrada y su final fue perfectamente planificado. Esto significa que después de ver las siete temporadas no tendremos que que presenciar un final precipitado y hecho a todo correr.

7. Sus temporadas son cortas y esto provoca que las tramas evolucionen a un buen ritmo, sin alargar innecesariamente las cosas y sin meternos episodios de relleno que poco o nada aportan a la historia.

8. Por muchas series y películas que hayamos visto, nadie está preparado para algunos de los momentos más señalados de la serie, así como a casi ninguno de sus finales de temporada, que consiguen dejarte una extraña sensación en el estómago.

9. Es una serie muy coral en la que no se abusa de los recursos narrativos típicos de la televisión y en la que todos los personajes tienen algo importante que decir y que aportar en cada episodio.

10. Una vez que empieces, no podrás dejarla atrás. Cada temporada gira sobre una trama principal, pero durante todas ellas hay detalles del pasado que vuelven para golpear de frente a los personajes. Si te pierdes un capítulo, olvídate de entenderla.

Publicidad:

4 comentarios:

satrian dijo...

Estoy con la primera así que me queda mucho por disfrutar.

Un telespectador más dijo...

Definitivamente me has conevncido, ahora con tanto estreno y regreso está dificil hacerle un hueco, pero prometo ponerme cuanto antes con ella. Me has picado la curiosidad (tanto tu post como los twitters este verano).

Saludos!

Moltisanti dijo...

Creía que ibas a olvidarte del punto 10 pero veo que has dejado lo mejor para el final. A mí lo que más me ha sorprendido de The Shield ha sido ir comprobando como el pasando siempre terminaba regresando, ya fuera para enredar más los problemas en la trama principal, como trayendo de nuevo a un secundario de algún caso en concreto.

Genial que intentes convencer a todo el que pueda de verla, yo desde hoy que la he finalizado, no pararé de hacerlo. The Shield se merece esto y mucho más.

Serieina_Felipe dijo...

Muy buena entrada! Yo ya sabes que estoy más que convencido pero para los rezagados has explicado unas buenas 10 razones para engancharse a esta jodida maravilla.

The Shield es muy grande!