miércoles, 23 de diciembre de 2009

Prison Beak: El post spoilero de "Prison Break" para Adri

Adri (Hablando de series) me ha encargado una misión que no he podido rechazar. Debo destriparle "Prison Break" desde el primero hasta el último episodio.



Lincoln Burrows (Dominic Purcell) y Michael Scofield (Wentworth Miller) son hermanos y completamente distintos entre sí. Mientras Lincoln, el mayor, es el típico macarra que siempre está metido en líos, Michael es el que siempre ha seguido el camino correcto. Además, este posee una gran inteligencia y su vida profesional va por el buen camino.
Los pequeños delitos de Lincoln pasan a mayores cuando es acusado de asesinar a Terrence Steadman (John Billingsley), hermano de la Vicepresidenta Caroline Reynolds (Patricia Wetting). Las pruebas están en su contra y el jurado lo tiene claro, debe ser enviado a Fox River a la espera de ser ejecutado por su crimen.

Pero Michael sabe que su hermano es inocente y con la ayuda de Veronica Donovan (Robin Tunney), abogada y amiga, intenta evitar el fatal destino de su hermano. Consciente de que toda acción legal será en vano, Michael maquina un plan para salvar a su hermano de la forma más drástica.
Cuantas más piedras levanta Veronica más cuenta se da de que alguien ha tendido una trampa a Lincoln. Por su parte Michael idea un elaborado plan de fuga que tiene como punto de inicio su entrada en Fox River.

Una vez que Michael entra en prisión ya sabemos lo que ocurre. Tatuajes con los planos del recinto, planes que se van al traste gracias a Brad Bellick (Wade Williams), historia de amor con la médico Sarah Tancredi (Sarah Wayne Callies) y una espectacular fuga a la que se apuntan Theodore Bagwell (Robert Knepper), Fernando Sucre (Amaury Nolasco), Benajmin Miles (Rockmond Dunbar) y John Abruzzi (Peter Stormare), entre otros.
Por otro lado, Veronica descubre una conspiración que implica a la Vicepresidenta Reynolds, al padre de los hermanos y al mismisimo Terrance Steadman, que resulta estar vivo. Tampoco podemos olvidar a Paul Kellerman (Paul Adelstein), el brazo ejecutor de Reynolds.


La segunda temporada se centra en la huída de Scoffield, Burrows y el resto de presos. Si ya de por sí lo tienen difícil, Alexander Mahone (William Fichtner) se lo pondrá mucho peor. Mahone es el agente especial del FBI asignado a la búsqueda y detención de los presos fugados de Fox River, pero también trabaja para "La Compañía", una misteriosa organización que está detrás del encarcelamiento de Burrows, de la carrera política de Reynolds, responsables de la falsa muerte de Steadman y para la que trabajó el padre de los hermanos. Su misión es sencilla, debe eliminarlos uno a uno y evitar así que puedan hacer pública la información que puedan conocer sobre "La Compañía". Además de Mahone, Kellerman pondrá su objetivo en Tancredi y Bellick en los presos.

Durante la temporada irán cayendo casi todos los fugados de Fox River a excepción de Lincoln, Michael, Sarah, Bagwell, Sucre y Miles. Kellerman será juzgado y ejecutado a manos de unos sicarios, Donovan morirá tras descubrir con vida a Steadman, el padre de los hermanos morirá de un disparo de los hombres de "La Compañía", Reynolds será elegida Presidenta para posteriormenete presentar su dimisión y Lincoln será exonerado del crimen por el que fue encarcelado y condenado a muerte.
¿Todo atado? Para nada. Michael será detenido por asesinato por las autoridades panameñas, lugar a donde habían huido, y acabará en la prisión de Sona junto a Mahone, por posesión de drogas, Bagwell, por asesinato, y Bellick, también por asesinato.


De la tercera temporada no hay mucho que contar. Michael no está en Sona por asesinato sino que el General Krantz (Leon Russom), la torre más alta de "La Compañía", lo ha organizado todo para que Michael ayude a escapar a James Whistler (Chris Vance), alguien que sabe mucho de los negocios oscuros de "La Compañía", de allí. ¿Como lo hará? Con la ayuda de Gretchen Morgan (Jodi Lyn O'Keefe), una perraca sin sentimientos que mata por dinero y placer, que coaccionará a Lincoln y a su hermano secuestrando a su hijo L.J. (Marshall Allman) y a Sarah. También estará Sucre para echar una mano a sus amigos.

La historia acaba con Sarah muerta a manos de Morgan, Michael, Whistler y Mahone fugados de la cárcel y tomando distintos caminos para llegar hasta la compañía y Bagwell, Sucre y Bellick encarcelados.
El próximo objetivo de Michael es buscar venganza por la muerte de Sarah, por la de su pade y por todo el dolor que Krantz y la compañía han hecho pasar a los que más quiere, Lincoln se reencuentra con su hijo con la idea de normalizar su vida y Mahone vuelve a acercarse a "La Compañía". ¿Con qué intención?


La cuarta y última temporada tiene algo más de chicha. Para empezar, James Whistler es asesinado por "La Compañía" en el primer episodio (lo sé, se supone que era muy importante en la historia pero cuando te ofrecen una nueva serie como prota...). Por otra parte, Michael va tras la pista de este y de Gretchen y al dar con ellos descubre que Sarah está viva (¡zas, en toda la boca!, la cabeza que recibió Lincoln en la tercera temporada no era de ella). Lincoln opta por empezar una nueva vida junto a su hijo y su novia y Sucre, Bellick y Bagwell se han fugado de Sona después de que este último la prendiese fuego.

Después de unos cuantos tiras y aflojas que no vienen a cuento, todos, a excepción de Bagwell y Morgan son detenidos y puestos a disposición de Don Self (Michael Rapaport), un agente del F.B.I. que les ofrece inmunidad total a cambio de entrar en "La Compañía" y hacerse con "Scylla", un dispositivo que contiene todos los datos de sus operaciones y que está custodiado por el General Krantz.
Para alargar un poco la trama nuestros amigos deben hacerse con varias tarjetas que una vez conectadas dan acceso a "Scylla". Tras ingeniárselas para robarlas y/o copiarlas se disponen a entrar en "La Compañía" a extraer el valioso objeto. ¿El problema? El plano era de Whistler y está en manos de Bagwell y Morgan. ¿La solución? Un par de mamporros de Lincoln a Bagwell y ya están dentro.

Una vez conseguido el dispositivo Self desaparece sin concederles inmunidad y con la única intención de vender "Scylla" a un tercero. Es entonces cuando "La Compañía" entra en el juego y obliga a Lincoln a recuperarla a cambio de salvar la vida a Michael, que tiene un tumor cerebral difícil de operar.
Unos cuantos episodios más tarde, que solo tienen de interesante la operación de Michael y la heróica muerte de Bellick, aparece Christina Scoffield (Kathleen Quinlan), a la que creíamos muerta y que trabajaba para "La Compañía", y también decide jugar fuerte para conseguir el dispositivo y venderlo al mejor postor.


Después de numerosas escenas y giros al más puro estilo "Prison Break" la cosa acaba así:
Christina Scofield, la mala malísima del cuento, muere a manos de Sarah, que a su vez está embarazada de Michael. Paul Kellerman, que se suponía que estaba muerto y que era la maldad hecha persona reaparece en escena y concede a nuestros protagonistas la inmunidad a cambio de "Scylla" (ahora trabaja para los buenos y va para congresista). Don Self es envenenado por Christina Scofield y acaba en estado vegetativo. Sucre vuelve con Mari Cruz y su niña, a las que nunca vemos. Mahone venga la muerte de su hijo a manos de "La Compañía" y ya es un hombre en paz. Lincoln sigue a lo suyo. Bagwell vuelve a Fox River y se convierte de nuevo en el rey de la prisión. Morgan acaba en la cárcel. El General Krantz se sienta en la silla eléctrica.

¿Se me olvida algo? A sí, Michael Scofield muere de un tumor cerebral (ya, lo sé, le operaron) y cuatro años después todos sus amigos, su hermano, su mujer y su hijo se acercan a velarle en su tumba como quien va de fiesta de fin de curso.
Sobre "The Final Break" ya hablaré en otro momento ya que necesita una entrada aparte, pero puedo avanzar que Michael se ve envuelto en una nueva fuga carcelaria, que muere como un héroe bastante estúpido y que a los creadores se les fue mucho la pinza.
¿Mi opinión de la serie en general? Ya llegará, que esta entrada ha quedado un poco larga.

Publicidad:

1 comentario:

Adri dijo...

Madre mía.. si es que lo que hace estirar una serie sin sentido.. Con lo buena que fue la primera temporada y lo emocionada que me ponía con cada episodio...

Y leyendo como ha ido evolucionando la cosa no podía hacer otra cosa que partirme de risa. He flipado con algunas cosas...

Por cierto, leí o me dijeron en algún sitio que Michael y Lincoln no son realmente hermanos.. tú no lo mencionas por lo que supongo que me mintieron :p

Pues nada.. ya me puedo quedar con la sensación de "closure" con Prison Break xD Aunque espero tu opinión y lo de la peli esa de después.

Muchas gracias por el intenso resumen!!!!! :)