sábado, 11 de septiembre de 2010

Battlestar Galactica: El viaje a la Tierra ha comenzado

Hacía tiempo que no me extendía en profundidad con una serie. Y es que no encontraba casi ninguna de la que poder hablar largo y tendido. Por fin, he dado con ella. "Battlestar Galactica", la primera temporada.

Ya lo he dicho varias veces, ponerme con "Battlestar Galactica" no ha sido una tarea fácil.
Nunca he sido muy amigo de este tipo de ciencia ficción (el de las naves, saltos espaciales y viajes interplanetarios). Sus historias, a mi juicio, no son muy atractivas y pecan de extensas, la terminología usada puede llegar a desquiciarte, si no eres conocedor de ella, y los efectos especiales suelen dejar mucho que desear.
Para colmo, a "Battlestar Galactica" se le han sumado otros factores para hacer más dudoso el arranque. Por un lado, la idea que muchos seguidores han extendido de que es una serie muy compleja y difícil de seguir. Por otro, mis cuatro frustrados intentos de ver completa la miniserie que da origen a la serie regular.

Ni uno, ni dos, ni tres. Cuatro han sido las veces que me he propuesto ver la miniserie y cuatro las que me he visto obligado a pararlo, por distintas causas.
¿Por qué he pasado entonces de cero a cien? Pues por una jugosa ganga que localicé en un Daily Price y que consistía en el pack completo de la serie por menos de sesenta euros (hasta ese momento, tenía en mi haber una temporada y la miniserie). Pero el problema es que me conozco, y sé que tener una serie completa no es síntoma de que vaya a acabar viéndola. De ahí el pedazo de maratón galáctico que me estoy pegando con esta y "Stargate Atlantis", otro título que me ha agradado bastante y del que esperaba más o menos lo mismo que de "Stargate SG-1", es decir, nada en absoluto.



Para comenzar, decir que la miniserie no hace, en absoluto, justicia al resto. No digo que sea mala (está bien escrita, mantiene la tensión y presenta unos personajes bastante atractivos), pero peca de ser algo lenta y, en ocasiones, tediosa. Cuando veo este tipo de series busco una buena historia, pero también una gran dosis de acción, ritmo endiablado y efectos especiales (vamos, naves explotando aquí y allá y robots liándola parda). Y es ahí donde este prólogo flaquea, hasta tal punto, que puede llegar a echarte para atrás a la hora de plantearte afrontar cuatro temporadas completas de lo mismo.
Aunque todo dicho sea de paso, si te gusta la miniserie, la serie te hará flipar hasta límites insospechados.

Tras la miniserie, llega uno de los mejores episodios vistos hasta la fecha, "33 minutos", que es una gran demostración de que este género puede ofrecer mucho más que 'marcianadas'. La tensión que transmite es brutal, su puesta en escena y desarrollo, perfectos, y en cuestión de minutos es capaz de hacernos ver lo que nos deparará en siguientes episodios. De hecho, fue el que me hizo apostar seriamente por la serie y visto lo visto, he acertado de lleno.
Pero dejemos la miniserie y el piloto atrás y pasemos a remarcar las muchas virtudes que hacen de "Battlestar Galactica" uno de lo mejores dramas que visto en los últimos meses y posiblemente, uno de mis mejores descubrimientos de este año.



"Battlestar Galactica" no es un sci-fi al uso. Es un drama que mezcla muchos ingredientes, a priori, poco compatibles entre sí como la política, la religión (a veces, convertida en fanatismo), la ciencia y la mitología, las relaciones personales, la enfermedad, la guerra...
Pero lo bueno es que lo hace de una forma impecable. No se excede en ninguno de estos aspectos y sabe tratarlos de tal forma que ninguno monopolice la historia central, que no es otra que la de un grupo de supervivientes en busca de un nuevo lugar donde vivir. Y también consigue (es de agradecer) no liar al espectador con tanto frente abierto ante él.

Los personajes son muy ricos y distintos en su forma de pensar y actuar ante la circunstancia que les ha tocado vivir. En general, todos ellos son necesarios para el desarrollo de la historia y consiguen mantener nuestro interés por ellos. Eso no quita para que, en ocasiones, deseemos matar a golpes a algunos de ellos. El doctor Baltar, sin ir más lejos, protagoniza, junto a su amiga, algunos de los momentos más desquiciantes de la serie (otras, te dan ganas de aplaudirle). Roslin y Tigh, también son de esos que pasas de odiar a amar según sus acciones (de ahí, parte de la grandeza de la serie). Los Adama, Starbuck... Pedazo de personajes, sí señor.



Respecto a la trama de esta primera temporada, no veo la forma de hacerle justicia sin usar un puñetero spoiler. Por eso, solo me limitaré a decir que ni es tan complicada como al pintan, ni es una serie más de naves y rayos láser y que el final es una genial bofetada en toda la cara.
¿Veredicto? Sobresaliente sería una nota muy arriesgada, sin haber visto el resto de una serie a la que no le queda otra que ir a más (y viendo lo que llevo de la segunda, le viene grande), así que dejemoslo en notable alto y se acabó, que viene un Raptor a buscarme y creo conocer la ruta hacia el destino de la humanidad. ¡Hasta siempre! y ¡Vivan los Dioses!

3 comentarios:

Ishtar dijo...

Battlestar Galactica es una de las muchas que tengo pendientes y que considero imprescindibles, pero me da un poco de pereza, por las mismas razones que a ti. Así que me ha venido muy bien tu entrada, porque sabiendo que no es tan complicada como la venden y que puede gustar a los no amantes de la ciencia ficción me animaré antes de lo que pensaba ^^.

donrambo dijo...

Yo escuché hablar tanto de esta serie que la conseguí y empecé a ver la semana pasada. El problema es que se habla tanto en internet que yo tenía una espectativa muy alta, y la verdad la serie, aunque buena, no me parece nada espectacular.

la otra cosa que no puedo dejar de notar es que la conducta de los personajes, considerando lo que pasó con el planeta, no tiene sentido. No digo mas por los spoilers.

Primera vez que paso por aquí, buen sitio.

Beregord dijo...

Grandísima y grandiosa serie que se deja ver hasta el final. Espero que esa nota suba en especial a partir de la 3ª temporada y un final, que como buen final de una serie no estará a gusto de todos pero que es de lo mejorcito que he visto en la pequeña pantalla.

Por cierto no se si lo sabéis pero va a salir una precuela con Adama de joven... Ansío que llegue el momento.

Un saludo