lunes, 6 de diciembre de 2010

La última semana 4.0: Del 01 al 07 de Diciembre de 2010 (I)

Booth y Brennan llegan con la quinta temporada, la nave Destiny comienza su viaje, Michael Scott irrumpe con sus empleados y los chicos más cantarines de la tele vuelven una semana más. Pero eso no es todo*.


(episodios 5.01 a 5.03)"Bones" es una de las series que más he disfrutado y que más me enorgullece comprar cada vez que se edita en dvd. Y no solo me refiero al terreno procedimental, donde ocupa los primeros puestos junto a "C.S.I. Las Vegas", sino a todo ese mundillo seriéfilo que me rodea.
Por eso (y más si recordamos como acabó la cuarta), os podréis imaginar las ganas que tenía de volver a encontrarme con Booth y Brennan.

Este quinto año ha comenzado con gran fuerza. El caso de la semana no ha estado mal (incluido el peculiar cameo de cierta gloria musical), pero por lo que más ha destacado es por ese gran momento que los fans de la serie llevamos esperando durante casi cien episodios y que cada vez parece estar más cerca.
Y es que ya lo he dicho varias veces, pero en "Bones" importan poco los crímenes y los sospechosos. Lo realmente importante son los protagonistas.

Momento destacado ¡SPOILERS!: ¡Vamos al tajo! La serie se despidió de nosotros con un Booth soñando que era barman junto a su esposa (que no podía ser otra que Brennan) y el resto de sus compañeros.
Tras sufrir terribles alucinaciones y tener un peculiar encuentro con Stewie Griffin (en uno de los corossover más subrealistas de la historia de la televisión), era más que evidente que nuestro superagente del FBI tenía algo chungo en el coco. La cosa acabó con una peligrosa operación que le dejaría con una inoportuna amnesia.

Han pasado unos meses y Booth vuelve a reincorporarse al servicio. Aquí es donde entra una Cyndi Lauper reconvertida a pitonisa que tras ayudar a nuestros agentes con un caso, convence a ambos de que sienten algo el uno por el otro.
¿Todo precioso, no? Pues no. Resulta que Booth no está del todo recuperado (usa calcetines negros y le gustan los payasos) y que lo que siente se debe a secuelas de su enfermedad. ¡Ja! Podréis confundirles a ellos, pero no a mí.



(episodios 1.01 a 1.03):
Si me arranqué con "Stargate Atlantis", después del fiasco que resultó ser "Stargate SG-1", fue para llenar la espera hasta que llegase la tercera serie de la franquicia, de la cual había oído muchas cosas buenas.
En este tiempo he visto y disfrutado las tres primeras temporadas del primer spin-off y me he reconciliado con la serie original.  ¡Casi nada!
Con este panorama era de esperar que "Universe" no solo me gustase, sino que se posicionase, de una forma lógica, como la favorita de las tres.

¿Razones para pensarlo? El reparto me llamaba la atención, la historia parecía interesante y las imágenes que había podido ver mostraban una serie más adulta, oscura  y compleja que las anteriores. Además, si tras quince temporadas y más de diez años de experiencia no han sabido subsanar los errores cometidos...
Aun así, tenía cierto miedo a que "Universe" no fuera más que un intento por imitar el inigualable estilo "Battlestar Galactica", cosa que, aunque no es del todo así, sí parece haber pasado en cierta medida. Pero eso no es nada malo.

Momento destacado ¡SPOILERS!: Lo primero es explicar lo de "Battlestar Galactica".
Me atrevo a afirmar que la serie se parece más a esta que a sus dos hermanas pequeñas. Para empezar, el estilo es igual de oscuro, la historia es más seria (las otras contenían un evidente corte familiar) y la forma en que se ha rodado (cámara en mano, planos con mucho movimiento...) está claramente 'inspirada'.
Por no hablar del planteamiento inicial (nave cochambrosa perdida de la mano de dios y una tripulación mitad civil mitad militar en busca de recursos)

Pero no es algo que me preocupe, porque he de reconocer que esa vuelta de tuerca era lo que la franquicia necesitaba y porque es increíble lo rápido que se me han pasado las más de dos horas que dura el piloto en su versión extendida.
En este primer acercamiento he visto a un grupo de personas metidas en un problema difícil de superar. Con carencias de todo tipo (alimentos, comida, medicina, aire...), con diferencias de criterios (unos quieren volver a la Tierra, otros continuar la aventura...) y, por encima de todo, un arranque con mucho potencial.



(episodios 5.01 a 5.05):
Sentarme a ver un nuevo (o incluso repetido) episodio de "The Office" siempre es un placer. Por eso, este pasado fin de semana (el primero de dos días que tengo desde hace siglos) tenía la ilusión de pegarme un señor maratón, de esos de diez o quince episodios, con la recién estrenada quinta temporada.
Al final, esto no ha ocurrido y puede que se deba a que al final me he ido por otros derroteros seriéfilos, o a algo que no me había pasado antes. Y es que, por primera vez, "The Office" me ha llegado a aburrir.

Llevaba tiempo leyendo cosas que no me gustaban. Entradas que decían que la serie había perdido su gracia, críticas que la dejaban por los suelos y tweets que la tildaban como un recuerdo de lo que había sido. ¡Exagerados! Pensé. Si "The Office" me había regalado tantos grandes momentos en la temporada pasada ¿era posible ese bajón?
Pues parece que sí. Y aún es pronto, pero de seis episodios vistos, no puedo destacar un gag que me haya hecho rebobinar la escena una y otra vez. Le falta algo, pero no sé muy bien qué. Michael, no me decepciones.

Momento destacado ¡SPOILERS!: Como de ilusiones vive el hombre y aún queda mucha temporada, intentaré buscar el lado bueno a lo visto hasta ahora.
Por un lado, tenemos a Jin y a Pam, separados y comprometidos. La boda y posible despedida de soltero (si las hay) pueden dar mucho juego con Michael revoloteando y organizando lo que el considera fiestorros o como posible ¿padrino?
Por otra parte, la nueva decepción amorosa de Michael nos ha dejado algunos buenos momentos con ese viaje en camión.

Del resto, destacar a Dwight, cada día más loco y temible (está pasando de ser gracioso a dar verdadero miedo). Sus piques con Jin por el malgasto de tiempo, su disfraz de Joker y su particular test para carros de bebé no han estado del todo mal.
Por lo demás, nunca entenderé la razón por la que Ryan sigue siendo un personaje principal (al margen de que el actor que le da vida sea uno de los que están detrás de todo el asunto). Cuando era el becario tenía su gracia verle tragar a Michael, pero después de su ascenso y despido vuelve como ¿recepcionista?

*Nota: Con el objetivo de no presentar una entrada demasiado extensa, se ha optado por dividir el repaso de esta semana en dos partes. Acabáis de leer la primera y en las próximas horas habrá una segunda.

4 comentarios:

satrian dijo...

Ains, con lo que me gusta a mí el SG-1, pero no tiene nada que ver con Universe, son dos concepciones completamente diferentes de afrontar una serie de ciencia ficción, la primera era mero entretenimiento y la segunda es mucho más seria, oscura y explota mucho más la profundidad de los personajes, SGU se está convirtiendo en una gran serie.

Moltisanti dijo...

Sobre los parecidos de SGU y BSG, si es verdad que existen, también es cierto que esto es más evidente al comienzo. Cuando llegues a la mitad de la 1ªT, empezarás a toparte con la SGU que no para de darme alegrías. ¡Disfruta!

RichieTrevi dijo...

que ganas ya tengo de comprarme la quinta de bones, recien salio en dvd en mexico y estoy ya por comprarlaa !! Bones es lo maximo !!

bandicoot dijo...

@Satrian: Me alegra saber eso de que se está convirtiendo en una gran serie. Espero que dure mucho.

@Moltisanti: Algo había oído sobre que a la mitad mejora muuucho. Joder, si yo ya me conformo con lo visto, no sé qué me esperará XD.

@Richie: Comprala ya, merece la pena. La serie está genial.