domingo, 26 de mayo de 2013

La última semana 5.0: Del 01 al 28 de Febrero de 2013

En épocas pasadas repasaba con vosotros lo que había dado de sí mi semana seriéfila. En este regreso voy a mantener ese repaso pero de forma mensual. Veamos lo más destacado del pasado mes de Febrero.

''Dos chicas sin blanca'' (episodios 1.01 a 1.10): Otra sit-com de la que no había oído hablar hasta que, a través de Twitter, empecé a leer cosas bastante positivas e interesantes. Con esto, y aprovechando que se editaba en dvd en nuestro país, decidí darle una oportunidad a las chicas de los cupcakes.

Aunque sólo vi la primera mitad de temporada (tengo que retomar el resto en breve), he de decir que me pareció simplemente correcta. No veo dónde está ese humor zafio y escatológico (sí, lo tiene, pero tampoco es una cosa....) y sinceramente me parece una comedia que llega tarde.

No digo que no me divierta, sólo que no aporta nada nuevo. Verla es como ponerte a ver una de esas sit-com noventeras que emitía Canal + en abierto en los veranos de hace unos años. Aun así, terminaré de ver su temporada inaugural. Quién sabe....

''House M.D.'' (episodios 8.01 a 8.22): Llego tarde, lo sé. Si hace unos días hablaba de mi drástico cambio de opinión con ''Mujeres Desesperadas'', con ''House M.D.'' estamos ante otro de esos casos de serie que abandonas con la intención de no retomar jamás y que años después vuelve a tu vida.

Y este es uno de esos casos en los que te martirizas pensando cómo narices pudiste osar abandonar una serie. Pero claro, tenéis que reconocerme que las primeras temporadas eran una constante repetición de esquema. Vamos, un procedimental de manual que llegaba a ser cansino a base de bien.

Respecto al final, no quiero entrar en spoilers (aunque seguro que los que leéis esto ya sabéis qué pasó) y aunque no suelo ser de los que se llevan las manos a la cabeza con los series finale, en este caso tampoco podría hacerlo. Me pareció símplemente perfecto.

''Las chicas Gilmore'' (episodios 7.01 a 7.22): Otro final al que llego más que tarde. Y es que tras ver cada temporada en un tiempo récord y a los pocos días de salir en dvd en España, no sé por qué, pero me atasqué allá por la sexta temporada. Así hasta hace poco que me puse, otra vez, manos a la obra.

Recuerdo haber dejado la sexta aparcada por ver otras series, recuerdo haberla dejado parada mucho tiempo, recuerdo tener miedo a retomarla por la posibilidad de no poder reengancharme a la trama. Pero claro, mis chicas Gilmore no podían quedar en el olvido para siempre.

Las últimas tempoaradas fueron bastante flojitas, no nos vamos a engañar. Respecto al final, todos sabíamos qué pasaría, mucho antes de la séptima, sexta o incluso segunda temporada. Aun así, fuen todo un gustazo contemplar ese desenlace.

''One Tree Hill'' (episodios 8.01 a 8.22): Como ya dije hace unos días, más allá de la marcha de actores principales, de giros más que imposibles, o de fichajes más o menos acertados, está el hecho de que en ''One Tree Hill'' ya ha pasado todo lo que podía haber pasado en estos años.

Son tantos los finales de infarto, las desgracias y los desamores, que ya poco más pueden inventar. Afortunadamente, esta octava temporada mejora algo lo visto en la temporada anterior. Y es que lo que nos gusta un bodorrio y una reunión de amigos en Tree Hill no tiene nombre.

Además, se nota que los creadores de la serie tenían casi confirmado que esta sería la última temporada y de ahí que tengamos una recta final en la que la serie vuelve a los orígenes y nos brinda un cierre que en mi opinión era más que perfecto.

''Royal Pains'' (episodios 1.02 a 1.06): Recuerdo que cuando me hice con la sexta temporada de ''House M.D.'' la gente de Universal me obsequió con un dvd con los pilotos de ''Mercy'', ''Trauma'' y ''Royal Pains''. He de decir que los tres me parecieron bastante dignos.

Años después, más concretamente el pasado Febrero, decidí continuar con la serie en busca de algo freso y divertido. Me encontré con una serie médica bastante light, a medio camino entre ''Psych'', ''Monk'' y todas esas series tan políticamente correctas destinadas a toda la familia.

Como entretenimiento no esta mál, la puesta en escena es muy agradable, los actores más o menos correctos y el ritmo es correco. Pero no aporta gran cosa y hoy en día no estoy para ''perder el tiempo'' con este tipo de series. De momento la dejo archivada.