martes, 2 de junio de 2009

Gossip Girl: La primera temporada episodio a episodio (IV)

Ya lo hice con "Sobrenatural", "Cuenta Atrás" y "Me llamo Earl". En esta nueva etapa recupero las críticas episódicas con uno de mis últimos estrenos "Gossip Girl".


[CONTIENE SPOILERS]

Episodio 1.10: La puesta de largo

Se acerca el día del Cotillón Anual, un día con el que la mitad de las jóvenes del Upper East Side han soñado mucho tiempo.
Blair no está dispuesta a que su aventura con Chuck salga a la luz y tiene al pretendiente perfecto para el baile, hasta que un afligido Nate le pide que asista con él por los viejos tiempos.
Serena cada vez está más alejada del pijerío que un día le rodeó y no tiene previsto asistir hasta que la llegada de su abuela y la repentina enfermedad de esta, le hacen cambiar de opinión.



Ya tardaba en llegar a "Gossip girl" el típico episodio basado en la famosa puesta de largo de las jóvenes protagonistas. Aunque ya he presenciado esta peculiar celebración en otras series como "The O.C.", no me queda muy claro el rollo este de la presentación en sociedad, el discurso de presentación y demás pijadas. Pero bueno, ese es otro tema que no viene al caso.

Tampoco se ha hecho esperar demasiado la llegada de la abuela demoníaca, esa adorable anciana que esconde detrás de esa máscara de dulzura a una auténtica arpía que está dispuesta a arruinar la vida de su nieta con tal de conseguir para ella lo que a su juicio es correcto.
Como no podía ser de otra forma, el pobre Dan Humphrey es el que recibe el veneno de la abuela de Serena cuando esta le hace ver que nunca estará a la altura.
Afortunadamente Dan no es Nate y tiene el suficiente orgullo para plantarle cara y luchar por el amor de su vida.

Para terminar volvemos con Nate, posiblemente uno de los personajes más indecisos y absurdos de la historia de la televisión.
El chaval es majo, podemos llegar a entender el periodo de confusión que atraviesa, sus problemas familiares y todo lo demás, pero es inexplicable como después de nueve episodios en los que no sabía como finiquitar la relación con Blair, acaba en el décimo suplicándole de rodillas que vuelvan. Siempre se ha dicho eso de "no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes", pero lo de este chico es más que raro.
Para regocijo suyo y cabreo de Chuck, no solo consigue su objetivo sino que la noche acaba de forma bastante tórrida.

Episodio 1.11: Navidad en familia

Llegó la Navidad y mientras que Blair rebosa felicidad tras conocer la noticia de que Harold, su padre, vendrá a pasar las fiestas con ella, Dan y Serena se preparan para regalarse el uno al otro la mejor fiesta navideña de la historia.
Mientras tanto, el matrimonio de Rufus está cada vez más cerca de disolverse para siempre y en un último arranque de valentía intenta reconquistar el corazón de una Lily cuya mano está a punto de ser pedida por Bart Bass, el padre de Chuck.



Otro episodio festivo que curiosamente sigue un esquema similar al de Acción de Gracias.
Si en aquel teníamos a una Blair destrozada por la ausencia de su padre en las fiestas y a Rufus eligiendo a Alison por salvar su matrimonio, esta vez tenemos a una Blair contenta con la presencia de su padre y furiosa por la de su amante y a Rufus rompiendo su matrimonio con Alison para recuperar a Lily.

Aunque personalmente no la echaba de menos, también tenemos de vuelta a Vanessa tocando las narices y poniendo la relación de Dan en peligro. Esta vez opta por algo menos drástico que entrar por la ventana mientras este está en la cama con Serena, por algo que puede herir a esta mucho más y que es conseguir el sueño de Dan.
Mientras que el joven alucina ante el inigualable regalo de su amiga (publicar su relato en una conocida revista), Serena se ve en la imposible necesidad de superarlo. Finalmente y con la ayuda de su rival (que ya me imagino que tendrá un papel importante en una más que previsible crisis y ruptura de final de temporada) consigue el reto.

Aunque ya lo he dicho unas cuantas veces, me sorprende ver como la trama romántica entre Rufus y Lily tiene más chicha que la de Dan y Serena y por lo tanto me engancha más.
He de reconocer que soy un poco quejica, ya que si precisamente criticaba algo de "The O.C." era el hecho de que Ryan y Marissa estuviesen toda la temporada con subidones y bajones constantes en su relación. Por esa misma razón debería estar encantado con que la relación de Dan y Serena fuese viento en popa, pero en parte no es así y es por ello que me llena más el tira y afloja de Rufus y Lily.

Episodio 1.12: Mentiras de colegio

En un repentino ataque de rebeldía Serena decide organizar una fiesta en la piscina cerrada del instituto. Lo que empieza como una inocente reunión de amigos, acaba en una desenfrenada fiesta con alcohol y drogas en la que un estudiante está a punto de morir.
Como cada acto tiene sus consecuencias, la nueva directora no parará hasta encontrar al responsable de lo ocurrido y expulsar a medio colegio si fuese necesario para averiguarlo.



Como en ocasiones anteriores y en el último momento, algo sucede para que Lily y Rufus no acaben juntos. Por una parte está bien ya que hay que guardar algo en la recámara y no quemar todos los cartuchos a mitad de temporada, pero por otra no puedo dejar de sentir ese gusanillo de que el día llegue en el momento menos pensado.

Dejando eso de lado, vamos a la trama principal del episodio. ¿Qué hacen los chicos del Uper East Side cuando no tienen cotillones, puestas de largos, bailes de máscaras o algún brunch? Montar una fiesta clandestina.
Está claro que Balir y compañía no son de sentarse una noche tranquílamente a ver la televisión y por eso no se les ocurre otra cosa que montar una juerga que traerá fatales y previsibles consecuencias, en la piscina del colegio.

Como resultado tenemos a un amplio grupo del alumnado a punto de ser expulsado, pero despreocupados por un hecho que puede solucionarse con una generosa donación de papá o mamá.
Pero entre tanto niño rico está Dan, el único que realmente tiene algo que perder en esta historia y que está dispuesto a ser justo y honrado descubriendo al culpable de todo. Pero como se deja ver casi desde el principio, la responsable no es otra que su novia, cuyo comportamiento es más propio de la antigua Serena que de la nueva. Pero teniendo en cuenta que de lo que se trataba era de poner en una encrucijada al correcto y siempre responsable Dan, los guionistas no dudaron de tirar de una excusa algo endeble.

Publicidad:

1 comentario:

Supertv dijo...

Hay lo siento mucho, me los leeria todos pero toda via no he visto los capitulos tengo pendiente comprarme la temporada YAAAAA =P