miércoles, 24 de junio de 2009

One Tree Hill: La primera temporada episodio a episodio (III)

Con la llegada del verano y a pesar de tener muchas series pendientes, me ha entrado cierto gusanillo de revisionar la serie desde el primer episodio.


[CONTIENE SPOILERS]

Episodio 1.05: Cosas que no se olvidan

Se acerca el clásico partido de padres contra hijos. Lo que no debería ser más que una alegre velada de diversión y deporte, para Dan es una competición más y una nueva forma de demostrar su superioridad como deportista, lo que le acarrea nuevos enfrentamientos con su hermano Keith y Nathan.
Para Peyton esta es una semana dura ya que además de haber cortado con Nathan, se cumplen siete años de la muerte de su madre en accidente de tráfico.



Este es uno de esos episodios que vienen a confirmar que hay personajes de la serie como el de Dan Scott que son insoportables y que por mucho que hagan los guionistas, nunca caerá bien. Otra cosa muy distinta es que esa faceta de malo guste a la gente, pero como personaje es realmente insufrible. ¿Cómo puede estar tan puñeteramente frustrado una de las personas a las que mejor le ha ido la vida en Tree Hill? ¿Cómo puede poner esa cara de sorpresa cuando su hijo, su mujer o su hermano le hablan de auténticas evidencias?

Y hablando de personajes pesados, en este episodio tenemos nueva crisis de Peyton, esta vez coincidiendo con la muerte de su madre. Es lógico que lo esté pasando mal ya que su padre está lejos, ha cortado con su novio y echa de menos a una madre a la que apenas recuerda, pero su actitud (lanzarse con su coche por los semáforos en rojo del pueblo) es más propia de una descerebrada como Brooke que de una chica que aparentemente es consecuente y ha madurado antes que cualquier joven de su edad.
En relación a esta crisis, el entrenador Whitey tendrá una de sus casuales apariciones (de las que veremos más en el futuro) y tras un sentido discurso pondrá la nota emotiva al episodio.

Como puntualización final tenemos un pequeño acercamiento entre Lucas y Nathan para poner en evidencia a Dan, el verdadero responsable de su mala relación y de las constantes meteduras de pata de Nathan.
Esto no es más que una muestra de lo que está por venir y aunque todavía quedan muchas miradas desafiantes y peleas, las cosas empiezan a cambiar de tono desde este mismo episodio y mucho más en el siguiente.

Episodio 1.06: Cada noche es una historia diferente

Una serie de casualidades hacen que Nathan y Lucas compartan unas horas juntos y se unan para enfrentarse a unos matones del equipo contrario. Lo mismo pasa con Brooke, Peyton y Haley, que vivirán su propia historia paralela a la de los hermanos Scott.
Por otra parte, Dan, Deb, Karen y Keith también se encuentran en la cena anual de comerciantes, pero la velada acaba aún peor que la de los chicos.



La reacción que tienes al ver este episodio (uno de los más divertidos hasta ahora) por primera vez es la de haberte saltado o perdido algo del anterior. Acostumbrados a que hasta ahora todo empiece con un nuevo enfrentamiento entre los personajes se hace raro ver como desde el minuto uno tanto Lucas y Nathan como Brooke, Peyton y Haley parecen una piña. Pero esto no es más que el viejo truco de ponernos un fragmento de lo que está por pasar para luego llevarnos al principio de todo.

Como dije en el anterior episodio, la relación entre Lucas y Nathan comienza a cambiar y aunque el detonante de la aventura que viven es el hecho de que ambos se pelen en mitad de un partido, lo que les ocurre después sirve para un nuevo acercamiento.
Todo empieza, como he dicho, cuando los dos hermanos se pelean durante un partido fuera de casa. Lógicamente son expulsados y Whitey considera oportuno castigarles echándoles del autobús y obligándoles a volver a pie a casa. Por el camino se encuentran con una panda de matones del instituto rival y el resto ya lo conocéis (si no es así, es que no habéis visto el episodio y en consecuencia no deberíais estar leyendo esto).

En el caso de Brooke, Haley y Peyton, no hay ningún castigo de por medio ni ningún matón al acecho. En su historia, una serie de casualidades hacen que las tres jóvenes compartan coche y que a mitad de camino se queden sin gasolina.
Si de la historia de Lucas y Nathan sacamos algún divertido momento y un avance en su relación de hermanos, en la de las chicas lo único que sacamos es confirmar lo estereotipado y absurdo del personaje de Brooke (llevamos media docena de episodios y aun no ha tenido el más mínimo peso en la serie) y un incipiente buen rollo entre Haley y Peyton.

Acabando con los adultos, tenemos otra dosis más de tiranteces entre Dan y su hermano Keith, la confirmación de que Deb no está muy contenta con su actual matrimonio y de que Keith y Karen están destinados a acabar juntos en un momento u otro.
Se empieza a ver a un Dan cada vez más fuera de control y como la gente de su alrededor va abriendo de una vez los ojos ante su verdadera personalidad. Ya ha perdido casi por completo a su hijo y su mujer parece seguir el mismo camino ¿Cómo afectarán estos contratiempos a la vida de alguien tan calculador y controlador como él?

Publicidad:

3 comentarios:

Supertv dijo...

Ops me confundi, bueno de todas formas me encanta el capitulo de la madre de Peyton.

Dan...ME SACA DE MIS CASILLAS, aqui es cuando Nathan se droga no? ...que padre más tonto XD

En el 1x06 Brooke esta de adorno en el coche, cuando se levanta me hace gracia...pero tienes razon no tiene peso en la serie. Y cuando a Nathan y Lucas los cogen y eso me encanta jaja.
GRACIAS POR PONER DOS ENTRADAS =D

bandicoot dijo...

Samuel, vistos los comentarios parece que la serie nos interesa solo a tí y a mí XD.

No obstante, la semana que viene habrá otras DOS nuevas entregas. Tengo que acelerar la publicación si quiero llegar hasta la séptima antes del 2010 :P

Supertv dijo...

Si...vistos los comentarios jaja
Ok, mejor antes de 2010 XD