domingo, 19 de julio de 2009

Buffy Cazavampiros: El día en que Buffy maduró

Si digo que con el episodio "El cuerpo" la serie cambió para siempre, no estaré diciendo ninguna locura. Desde ese momento, Buffy y su mundo cambiaron por completo.


[CONTIENE SPOILERS]

Después de una quinta temporada con momentos confusos, como la llegada de Dawn y con momentos absurdos, como el de la novia robot, llegó uno de los más dramáticos de la serie: La muerte de la madre de Buffy.
El trágico momento llegaría en el decimosexto episodio, pero sería en los últimos segundos del anterior cuando los responsables de la serie soltaran la bomba para dejarnos con el corazón en un puño.
Este episodio (titulado originalmente "The body") no sólo resultó ser un palo para los fans del serial, sino que llegó a convertirse en uno de los más representativos del "Whedonverso", con planos plagados de dobles intenciones, mensajes directos al espectador y momentos realmente angustiosos y emotivos.



El propio Whedon reconoció que con este episodio no quería mostrar el dolor de una pérdida, lo bonita que es la vida, ni hacer ningún tipo de transición. Lo que quería era captar la sensación extrema de los personajes ante la muerte de un ser querido, los minutos previos a ella, los posteriores, el reencuentro con los amigos... En definitiva, el proceso completo y así es como lo hace desde el primer minuto.



Todo comienza con una silenciosa escena (se prescindió de cualquier música ambiental) introductoria de Buffy llegando a casa y descubriendo el cadáver de su madre tendido en el sofá.
A pesar de ser una luchadora, una guerrera y de haber visto cosas que nadie creería, esa imagen le hace quedarse inmóvil.
En ese moemento su única reacción es la de llamar a su madre ¡mamá, mamá...... mami! Con ese "mami", Buffy retrocede hasta su niñez al ver que ha perdido a su madre. Ya no importan los vampiros, ni el destino del mundo, sólo importa lo mucho que necesita a su madre.



Justo a continuación y después de la habitual cabecera (que se nos hace más larga de lo habitual), lo único que esperamos es ver la resolución de esa espantosa imagen, pero no. En un acto de inteligencia y crueldad, el director del episodio nos lleva atrás en el tiempo y nos enseña una idílica cena de "Acción de Gracias", con todos los protagonistas sentados a la mesa compartiendo momentos de alegría.
El significado de esta escena es, además de mostrar un bonito momento que jamás volverá a repetirse, evitar que la escena que viene a continuación se "ensucie" con los créditos (así lo cuenta Whedon en el audiocomentario).
Lo que puede parecer un detalle absurdo como son unas letras y nombres impresos en la parte inferior de la pantalla, para el director son un problema para lo que quiere enseñar en la siguiente toma (escuchar los audiocomentarios de este hombre resulta verdaderamente apasionante).



Después del flashback, viene la escena antes mencionada. En ella, Buffy atraviesa distintos estados de ánimo, en una sola toma que se llegó a repetir hasta en siete ocasiones. Pasa de la rabia y la fuerza intentando hacer que su madre despierte, hasta la tristeza y debilidad cuando va a por el teléfono para llamar a la ambulancia. No es capaz de centrarse mientras los sanitarios le indican por teléfono como reanimarla y se desespera cuando en mitad del masaje cardíaco le rompe una costilla (nuevo momento de crueldad hacia el espectador). Finalmente y pensando que todo esto es obra de Glory, la villana de la temporada, se dispone a llamar a Giles. Es justo en ese momento cuando la toma tiene su primer corte y es para mostrarnos un primerísimo plano del teléfono y uno posterior de Buffy. Es ahí cuando comprende que su madre está muerta.



Desde ese mismo instante, el episodio completo sigue estando plagado de pequeños detalles que aunque sin una importancia aparente, lo hacen más estremecedor y triste.
El momento en que Buffy estira la falda a su madre ante la llegada de los sanitarios, esa traicionera escena en la que vemos a Joyce responder ante la reanimación, su traslado en ambulancia y su estancia en el hospital, para volver de nuevo a la cara de pánico de Buffy y comprender que es una nueva jugada al espectador, el plano en el que el sanitario le cuenta a Buffy lo ocurrido y en el que sólo le podemos ver de la boca para abajo (dándonos a entender cómo es la visión de una Buffy incapaz de centrarse, aislada de la realidad), el instante en que Buffy dice "no debemos mover el cuerpo" y se escandaliza por lo que acaba de decir....



Podría seguir enumernado los muchos detalles y momentos que hacen tan especial este episodio, pero creo que el mejor reconocimiento al trabajo de Joss Whedon, que lo escribe y dirige, es que todo aquel que ha leído este artículo y que tenga la posibilidad de volver a ver el episodio, lo haga y busque todos esos mensajes ocultos sin una aparente importancia.
Si además de poder verlo, se puede hacer con el audiocomentario, mejor que mejor.
Yo por mi parte y desde el mismo instante que publique este texto, iré a mi estantería en busca del pack de la quinta temporada.

Actualización 21.08.09: En la web "buffy-lacazavampiros.blogspot.com" han linkeado este artículo. Podéis leerlo aquí.

Publicidad:

8 comentarios:

satrian dijo...

Ese silencio inicial de las cosas más inquietantes que he visto en televisión, un impacto.

Serieina_Felipe dijo...

Recuerdo especialmente el episodio, y eso que lo debí de ver hace ya unos cuantos añitos... Sin duda es uno de los episodios que más me ha impactado en esta serie (y lo dice alguien que no es especialmente fan de Buffy, pero el caso es que me vi la serie entera xD)

MFAL dijo...

Quizá sea uno de los mejores episodios de Buffy... lo que dices del silencio y los planos, es verdad. Aqui Whedon mostró su total genialidad... que fue abandonando (para mi gusto claro) en las siguientes temporadas.
"El cuerpo" es tan maravilloso, como duro y difícil. Gran post, como siempre!!
Un saludo

Hombrewolf dijo...

Hola!! GRAN artículo, tengo un blog sobre el Buffyverso y uno de mis visitantes me ha recomendado esto y la verdad es que subrayo cada una de tus palabras.

Creo que es una de las piezas rodadas que más se acercan a la genialidad, al entender las reacciones de la muerte, a las consecuencias que tiene la pérdida de un ser querido...

Y la verdad es que este capítulo tiene unas escenas impactantes y además juegan con engañar al espectador: La costilla que rompe Buffy al hacerle el boca boca, el zoom al teléfono, la falda, Joyce reviviendo en la ilusión de Buffy, la escena de acción de gracias sin créditos, el silencio, la ausencia de banda sonora, tara y buffy juntas, dawn llorando porque la han llamado monstruo y posteriormente derrumbándose delante de todos sus compañeros al conocer la muerte de su madre, willow buscando su jersey azul, el monólogo de anya, anya guardando el jersey azul en el cajón, xander y su puñetazo...

En fin, son demasiados momentos que parece mentira que tanta genialidad pueda estar contenida en 40 minutos. GRAN POST. Un saludo!!

Noa dijo...

Sin duda, uno de los episodios más duros que he visto en mi vida, y de los mejores al mismo tiempo.
Es un genio este hombre...
Esos silencios, esa forma de jugar con las secuencias... uff! Pero si, sobretodo el inicio, se me heló todo.
Imposible de olvidar, al leerte, recordaba incluso la angustia que se siente al verlo, es increíble lo q transmite.

bandicoot dijo...

Satrian: La verdad es que se inicio es tan.....
Recuerdo estar viéndolo en el salón y llegar un familiar que siempre había considerado "Buffy" como una fantasmada de monstruitos y decirme "...¿eso es Buffy? Joe qué duro ¿no?..."

Felipe: No te entusiasma pero sí lo suficiente como para terminarla, ya es algo.
Lo más curioso es que los que lo hemos visto en dvd lo hemos hecho en 16:9, lo que el propio Whedon consideró poco menos que una herejía ya que él lo planeó para emitir en 4:3, dando mayor angustia.

MFAL: Sabía que no podías faltar en un post sobre Buffy ;)
La verdad es que sí, Buffy y su creador son muy grandes. Pero aún tenemos que seguir oyendo cosas como es una serie cutre, infantilona y absurda.
Pocas veces lo hago,ya que te sacan de la historia, pero con Buffy paso por alto los efectos por ordenador cutres de las primeras temporadas, a favor de unos guiones magistrales.
Las siguientes temporadas no eran malas, pero sí más oscuras. El problema es que a pesar de tener 7 temporadas, la serie acabó muy pronto.

Hombrewolf: Conocí tu blog hace unas semanas al cotillear los enlaces de los seguiodres del blog (más concretamente los de Samuel).
Lo primero que me llamó la atención es que a estas alturas siga tan activo un blog sobre una serie que acabó hace años, lo cual es una pasada.
Como dices, son tantos los momentos.... Cuando empecé a escribirlo pensé en repasar todo el episodio, pero no había hecho más que terminar el primer acto y me dí cuenta de que el texto se me había ido de las manos. Para tratar todo el episodio tendría que haberlo hecho en cuatro o cinco post xd.

Noa: Angustia es la palabra.
Según lo escribía recordaba exáctamente como me sentí y la verdad es que pasé un ratillo bastante chungo.
Parece mentira que una serie en la que "una rubia mata vampiros", podase llegar a tal profundidad.
Este es un gran y duro momento, pero no el único.

will-G dijo...

pienso que de verdad si es uno de los episodios mas impactantes y el cual lo veria muchas veces porque nos muestra una realidad que puede tocar a cualquiera de nosotros y es muy impactante ver la reaccion que tiene buffy hacia este acontecimiento y como se muestra lo mas humana posible, sobra decir que es una genialidad el contexto de este episodio y que esperamos la 8. gracias

Scott dijo...

Increíble! Y duro...muy fuerte

No tengo más palabras...