domingo, 9 de agosto de 2009

Hay alguien ahí: Cómo conocí a los Pardo Simón (I)

Primero de los dos artículos que componen mi visión sobre una de las mejores series nacionales de los últimos años. En esta primera parte, trataré la serie sin spoilers.


La noche del 16 de Marzo de 2009 Cuatroº estrenaba "Hay alguien ahí", su nueva apuesta de ficción nacional. A la cita asistieron más de 2.000.000 de telespectadores, entre los que yo no estaba.
Para ser exactos, recuerdo haber cambiado brevemente de canal para ver de que iba la primera serie terror hecha en España, eso sí, lleno de prejuicios.
Por un lado, creía que nadie tendría el suficiente valor para emitir en prime time una serie de ese calibre y por otro, me dejé llevar por los resultados obtenidos por otras tantas intentonas de la cadena por hacer algo diferente.
Siempre he defendido a Cuatroº por arriesgar a la hora de crear sus propias series e intentar hacer algo nuevo ("Cuenta atrás", "Géneisis", o "Cuestión de sexo", son buenos ejemplos), aunque nunca he entendido como no terminan de dar la batalla por perdida, vistos los dudosos gustos televisivos de la mayoría del público.



Sea como fuere y como ya he comentado, me senté dispuesto a ver qué derroteros tomaba la historia. Las únicas escenas que vi fueron las de la típica familia feliz, con niña y perro incluidos (algo indispensable en toda historia de casas encantadas), llegando a un inmaculado caserón al alcance de muy pocos y a un par de obreros que se enfrentaban a un pozo, sí, a un pozo (otro ingrediente que no suele faltar en estas historias) con muy mala leche.
En ese momento apagué el televisor y me dediqué a otras cosas.
A la mañana siguiente y como suelo hacer a diario, comprobé la audiencia del episodio. No sólo se había estrenado bien, sino que registró unos datos bastante decentes. ¿Me había equivocado con la serie? Puede, aunque también batió el récord el estreno de "Cuenta atrás" y fue cayendo poco a poco hasta llegar a su cancelación.



Pasaron las semanas y comprobé que, a pesar de las típicas subidas y bajadas, la serie mantenía muy buenos datos y más teniendo en cuenta que sus principales competidores eran "C.S.I." y "Física o Química".
Ya daba igual, la trama estaba muy avanzada y ya no tenía opción a reengancharme y subsanar mi metedura de pata. Además, siempre cabía la posiblidad de que tarde o temprano se editase en dvd.
No había acabado la temporada cuando, en una de mis numerosas visitas a un conocida página web, leí sorprendido que se lanzaría la serie tan sólo una semana después de finalizar su emisión. Si a eso le sumamos que lo haría en formato panorámico y con sonido 5.1, era de esperar que me presentase en mi tienda habitual el mismo día del estreno.



El esperado día llegó y tras abonar gustosamente el importe del pack (cuando las cosas se hacen bien, no duele pagarlas), me dispuse a ver el primero de los trece episodios que componen la temporada.
Finalmente fueron dos los que vi y decidí posponer su visionado hasta la llegada de las vacaciones, en las que intentaría concederle una gran parte de mi tiempo.
El motivo por el que opté por esperar a tener más tiempo fue porque, a pesar de que lo poco que había descubierto de la serie en estos dos episodios me agradó, sí que noté una pequeña falta de ritmo. Esto podía traducirse en un handycap, o en el mejor de los casos, ser algo pasajero y propio de toda serie en sus inicios.




Con la llegada de las vacaciones, retomé la serie como me había propuesto y fue ahí cuando descubrí el potencial que se escondía tras "Hay alguien ahí".
La trama empezaba a desarrollarse como era debido y esos típicos detalles en común de toda película de terror (pozo, niña que habla con los muertos, espíritu en camisón...) dejaban paso a una historia que empezaba a crecer sola y a adquirir identidad propia.
Cuando me quise dar cuenta, estaba a pocos episodios de terminar la temporada y no era capaz de pensar como pasaría la espera hasta la llegada de la segunda ( y eso que aún no había presenciado el final de esta). Tengo que decir que ya han pasado unos días, que sigo dándole vueltas a diversas teorías, unas más retorcidas que otras y que espero que se resuleva de una manera original y sorprendente.



Sobre cuales son las claves del éxito de la serie, tengo varias cosas que añadir.
"Hay alguien ahí" no es una serie perfecta y puede que tampoco parta de una idea revolucionaria, pero si hay algo que sí que tengo claro es que los creadores han sabido equilibrar los ingredientes que la componen para marcar una diferencia en las series nacionales.
Desgraciadamente, estamos en un país en el que el riesgo a la hora de producir no es un factor en alza. Los programas de entretenimiento se reducen a una panda de colaboradores gritando y las series de producción propia se alargan hasta la extenuación con el fin de cubrir la mayor franja horaria posible.
¿Qué significa? Pues que de una historia que da para treinta o cuarenta minutos, los guionistas deben arreglárselas para que cubra casi el doble de duración. Esto se traduce en absurdas e innecesarias subtramas que no solo no aportan nada al desarrollo de la serie, sino que entorpecen el ritmo y la fluidez de la historia principal.



"Hay alguien ahí" no queda libre de subtrmas que poco o nada tienen que ver con el argumento principal de la serie, pero sí que están introducidas de tal forma que no llegan a eclipsar lo verdaderamente importante de la trama, ni a enfriar al espectador.
Otro punto importante a tener en cuenta es la puesta en escena. ¿Dónde se ha visto que una blanca, luminosa y perfecta casa sea el escenario por el que acechan los fantasmas? ¿Cómo es posible que una escena en la que el sol entra por un gran ventanal inundando la sala y los pajarillos cantan en el exterior, sea capaz de sobrecoger e incluso asustar? ¿Dónde están los peldaños que crujen, las humedades, las telarañas y los gatos que salen de cualquier esquina? ¿Y la publicidad encubierta y las paredes de cartón?
Si a eso le sumamos un reparto bien seleccionado (¿quién me iba a decir que la interpretación de William Miller me convencería o que conocería a quien estaba detrás de la majestuosa voz de Michael Vaughn? ¿Cómo no he descubierto hasta ahora a Laura Aparicio?), que funciona igual de bien en conjunto que por separado, pues tenemos como resultado una gran serie.



Termino esta entrada diciendo que después de esta larga parrafada, siento que no he sabido expresar con palabras todo lo que me ronda por la cabeza y que se han quedado muchas cosas en el tintero.
También os insto a que permanezcáis atentos a la segunda parte de "Cómo conocí a los Pardo Simón" en la que destriparé todos y cada uno de los detalles más importantes e impactantes de la temporada.
No tardará mucho en llegar, pero aviso que estará llena de spoilers así que si os he convencido de que esta serie merece la pena, ya estáis tardando en verla.

Publicidad:

5 comentarios:

Serieina_Felipe dijo...

Siempre me pregunté si la serie es realmente tan buena como dicen y tú responde con un sí claro y conciso ;)
De momento la dejo en el rincón de las pendientes pero cada vez tengo más claro que muy posiblemente llegue a formar parte de mi colección.

Adri dijo...

Que te voy a decir que no te haya dicho ya. Como dices, la serie tiene bastantes tópicos del género, pero no se puede hacer algo así sin que los tenga... Pero precisamente una forma de diferenciarse es jugar, como bien comentas, al miedo en pleno día. No queríamos que fuera de noche.. es demasiado fácil :P

Con respecto a tus teorías, espero que en el segundo post las pongas.. pero sólo te voy a decir una cosa y es que, aunque los grandes rasgos de lo que le pasó a Raúl y Elisa se pueden vaticinar a grandes rasgos al comienzo de la segunda... no te puedes ni imaginar lo que te espera en la segunda. Los 13 episodios que quedan son mucho más trepidantes porque la primera había que ir lentamente (lo cual hace que la serie se resienta hacia la mitad, con tantoi ivan ivan y poco contar cosas nuevas :P) pero ahora hay que unificar todas las tramas, dar el porqué de Justo o el papel de Nikoletta o las consecuencias de lo de Clara y Rebeca.

No si te veo viéndola en la tele xDD

bandicoot dijo...

Felipe: Cómprala. Conoczco un poco tus gustos seriéfilos y sé que no te va a decepcionar. Además, la edición merece muchísimo la pena. Eso sí, esperemos que no pase como con otras tantas series españolas y se quede a medio editar en dvd.

Adri: En televisión me va a costar por varias razones. Una es los horarios laborales que hacen que cada dos semanas, una llegue a las 23:00. Otra son los anuncios y el formato panorámico, pero la más importante es que hay que verla del tirón y no me veo viéndola durante 13 semanas.
Me gustaría seguirla al día, aunque tampoco me veo sentado frente al pc en la web de la cadena.
No sé que pasará, pero espero por vuestro bien que no me estés vendiendo humo con el final y que se edite en dvd tan rápido como la primera :P

Adri dijo...

jajaja, no vendo humo. Asi casi es mejor no decir nada para que no decepcione pero es que la segunda es notablemente mejor. No creo que nadie discrepe de esa opinión xd

en cuanto a lo del dvd.. eso es muy pronto para decirlo... Se sacó tan rápido la primera por varias razones pero nadie garantiza que se vuelva a hacer. Yo estoy de tu parte e insistiré para ello :P

bandicoot dijo...

Yo con que salga tarde o temprano, me conformo. No pido que sea una semana después de emitirse, pero sí que salga. :P