viernes, 7 de agosto de 2009

Moonlight: Desangrando la serie... sin spoilers

Hace unos meses comenté la primera impresión que me había generado el episodio piloto. Hoy y con la serie finalizada, es el momento de analizarla en su conjunto.


Para el que no lo sepa, aunque creo que la mayoría de lectores de dserie fueron fieles seguidores, "Moonlight" es la historia de Mick St. John, un vampiro que ejerce como detective privado en Los Ángeles.
Al contrario de lo que puede considerarse un vampiro clásico, tanto Mick como los demás vampiros de la ciudad, son casi inmunes al sol, las estacas solo les paralizan y la única forma de matarlos es cortándoles la cabeza o quemándoles.
Lo que sí mantienen es la necesidad de alimentarse de sangre y mientras que muchos optan por buscar sangre en animales, depósitos, hospitales y donantes voluntarios, otros siguen el método de la vieja escuela.



Salvo pequeñas variaciones, podría parecer que estoy hablando de esa joya del Whedonverso llamada "Angel". Todo, desde la localización, hasta la personalidad del protagonista y ciertos paralelismos con la forma en la que fue transformado, pueden recodar mucho a la serie que protagonizó David Boreanaz. Lo que diferencia a "Moonlight" de "Angel" es que esta se sitúa en un plano mucho más real de la sociedad y que los casos a los que se enfrenta están más relacionados con una panda de psicópatas humanos o vampiros, que con una legión de criaturas demoníacas.

Teniendo estas cosas más o menos claras, podemos decir que "Moonlight" no es el colmo de la originalidad, ni que explote como es debido el mundo de los vampiros.
Podría decirse que es una serie centrada en la vida de un detective y en su obsesión por la mujer a la que una vez salvó la vida.
Sus guiones no son nada complejos, sus efectos especiales y sus caracterizaciones no consiguen dejarnos boquiabiertos, pero tiene algo que consigue enganchar y que es su extrema sencillez y su ritmo endiablado.



Personalmente no creo que los creadores pretendiesen en ningún momento crear un icono televisivo o unos personajes rodeados de misterios y complejidad. Soy de los que piensa que "Moonlight" nació con el único objetivo de entretener sin ninguna pretensión y alejarse del prototipo de serie compleja y retorcida que se estila últimamente ("Perdidos", "Fringe"...). También opino que a la hora de enfrentarse a una segunda temporada tendrían que haber introducido cambios o novedades sustanciales, ya que no podrían haberse acomodado en esa estructura de "monstruo de la semana".

No obstante y no sé si motivado por la huelga de guionistas, por falta de audiencia o por una clara desconfianza de la cadena, que prefiere mantener auténticos despropósitos, las aventuras de Mick St. John se quedaron en tan sólo dieciséis episodios.
Respecto al final y sin entrar en terreno spoiler, la historia queda abierta pero no de manera sangrante. Quedan algunos cabos por atar y personajes e historias por desarrollar, pero se puede ver la serie con total confianza en que no nos quedaremos perplejos ante un final de temporada totalmente en el aire.



Publicidad:

5 comentarios:

MFAL dijo...

Muy bien contado y libre de spoilers ante todo... lo que destaco de lo que dices es que justamente yo tambien creo que fue creada sin mayores pretensiones, y muchas veces viene bien tener una serie así para mirar, sobre todo para quienes nos gustan las historias de vampiros.
A mí Moonlight me ha gustado y la he visto en una semana. El mejor personaje sin duda Josef.
Saludos!

satrian dijo...

Entre MFAL y tú, me creáis la duda, yo vi dos episodios y no le encontré nada de nada, quizás sea hora de echarle un segundo vistazo.

MFAL dijo...

Es una serie para pasar el rato, que para mí han sido muy buenos ratos... los vampiros de Moonlight tambuén tienen sus cosillas que molan ;)

Serieina_Felipe dijo...

Moonlight comienza siendo una serie simplemente entretenida para luego convertirse en una adicción de las grandes.

La serie no tiene nada de especial pero supo cumplir su propósito con creces. Fue una lástima que la cancelasen tan prematuramente pero a pesar de todo, yo siempre seguiré recomendando (en especial a los amantes del género de vampiros) ver los 16 episodios que conforman su única temporada.

bandicoot dijo...

Creo que con la de horas que dedicamos a ver series, no se pierde nada por ver estos 16 episodios.
En fin, cosas peores hemos visto.