viernes, 21 de agosto de 2009

Weeds: Preservando el estilo de vida americano

Hace unos meses no hubiese dado nada por ella. Ahora mismo sigo sin darlo, pero aun así, ya he visto la primera temporada y voy camino de la segunda.


El 7 de Agosto de 2005, el canal norteamericano Showtime estrenaba "Weeds", una comedia con tintes dramáticos basada en el día a día de una madre que intenta sacar a sus hijos adelante, vendiendo marihuana.
La serie, con una duración por episodio que no superaba los 25 mintos y cuya temporada inicial constaba de 10 episodios, se convirtió en un éxito que le ha asegurado, hasta ahora, cinco temporadas.
Desde el primer momento en que conocí la existencia de "Weeds", me situé del lado de los que pensaban que la idea sobre la que giraba no daría para hacer un producto de calidad. Pero antes de empezar a relatar mis primeras y posteriores impresiones, toca hacer un pequeño resumen, eso sí, sin spoilers.



Nancy Botwin es la típica madre de familia de Agrestic, la localización donde transcurre la serie. Tiene dos hijos, uno pequeño y otro adolescente, un marido que la quiere, una asistenta y la típica casita de barrio residencial. Su vida es todo lo buena que podría desear hasta que, un buen día, su marido fallece repentinamente y tod su confort se ve amenazado.
No solo tiene que conseguir sobrellevar la muerte de su pareja, sino que tiene que cuidar de unos hijos que jamás volverán a ver a un padre que a dejado a su familia sin un buen colchón de dinero. Ante esta situación, Nancy toma una decisión un tanto descabellada y de la noche a la mañana se convierte en traficante de marihuana, o como a ella le gusta denominarse, vendedora de sustancias estupefacientes.



Con este planteamiento podéis llegar a entender que tuviese dudas sobre el desarrollo y evolución de la serie. Sí, podría ser interesante ver a una madre novata intentando hacerse un hueco en el mundillo del tráfico y la venta de estupefacientes, verla lidiando entre las tareas del hogar y las visitas a casa de sus contactos, pero no creía que llegase a ampliar sus miras mucho más allá de los típicos chistes y chascarrillos a costa de la marihuana.
Ahora y con las tres primeras temporadas en mi colección, he podido ver lo que se esconde realmente detrás de "Weeds" y aunque no es del todo lo que esperaba, sí que mantengo un cierto miedo a su evolución en temporadas venideras.
Por ahora he podido ver la primera temporada al completo y comenzar la segunda, por lo que todo lo que expresaré a continuación podría cambiar en un par de semanas.



Para empezar, hablaré de como esperaba que Nancy se introdujera en el mundillo de la marihuana y de como sucede realmente. Esperaba ver a una madre perdida en todos esos rollos relacionados con drogas, una madre tímida a la que los contactos y clientes le tomasen el pelo, una madre incapaz de lanzarse con naturalidad y un cierto disimulo a vender en plena calle.
¿Qué me encuentro? Una madre que, salvo detalles de poca importancia, está metida de lleno en su particular forma de ganarse la vida, una madre que ya tiene unos contactos a los que comprarles la mercancía y una madre que tiene clientes en cada rincón de la ciudad.
¿Eso es malo? No, pero esperaba ver algo de su proceso de adaptación, saber lo que le llevó a tomar esa decisión, como se metió en todo eso...



Los personajes, aunque en algunos casos son un tanto exagerados y estereotipados, mantienen bien la compostura.
Nancy es la que lleva a sus espaldas el mayor peso de la historia y sale victoriosa del entuerto. Sus hijos aportan poco, ya que uno es el típico niño alocado que no encaja entre los de su edad y el otro es un adolescente que se pasa el día pensando en o practicando el sexo.
Su cuñado Andy y su contable Doug, son dos adolescentes colocados y hormonados, en el cuerpo de adultos.
Celia, la amiga de Nancy, es uno de mis personajes preferidos y su forma de habla y actuar aportan mucho a la serie.
Para acabar, Heilya y Conrad, los encargados de suministrarle a Nancy la marihuana y dos auténticos prototipos de afroamericanos televisivos (con sus gestos, su forma de hablar, su "blanquita" en cada frase...)



Llegados a este punto, no puedo hablar mucho más sin meterme en terreno peligroso, o lo que es lo mismo, spoilers.
Lo único que puedo decir es que aunque guardo ciertas reservas hacia la serie y sigo pensando que no hubiese perdido nada de no haberla empezado, sí que es un producto lo suficientemente decente como para pasar el rato y cuya baza más importante es su brevedad.
Por ahora no veo problemas en seguir viendo la serie y habrá que esperar a que acabe la tercera para saber si "Weeds" es un entretenimiento prescindible más, como creo ahora, o una serie cuya cuarta temporada merece ser comprada (no olvidéis que se lanza la próxima semana).

Publicidad:

8 comentarios:

ALX dijo...

WEEDS es una de las mejores comedias que hay ahora en televisión. Su segunda temporada es una maravilla. Cierto que no es un humor tipo sitcom, sino mucho más oscuro y con mala leche. Además, juega muy bien con la tensión de colocar a sus personajes en el límite, hasta límites taquicárdicos. Ya irás viendo.

Creo que cuenta con una protagonista estupenda, interpretada a la perfección por Mary Louise Parker y que los secundarios están a la altura.

Es una pena que no te haya convencido, pero para mi es una de las grandes.

MFAL dijo...

jeje, lo pides, lo tienes.
Bueno, en primer lugar I HATE CELIA (J)HODES...jeje, lo he dicho, la odio, la aborrezco, me parece un personaje repugnante y con las temporadas empeora hasta límites insospechados.
Has visto poco aún por lo que no diré nada más xD
Las dos primeras tempordas son muy divertidas, pero después la serie decae de nivel bastante... eso sí, la sigo viendo a pesar de deteestar a Celia (y ya a Nancy también)
Ya nos contaras mas...
Saludos!!!
PD: El cuñado se llama Andy, Shane es uno de los hijos... ;)

Serieina_Felipe dijo...

Parece que escribiese yo mismo la entrada porque pensamos exactamente igual. A mi la primera temporada me gustó,pero digamos, no me encantó. La segunda temporada(bueno, lo que vi de la segunda) también me gustó pero no recuerdo por qué razón fui dejando de verla y finalmente acabó olvidada y que te pase eso con una serie no es buen síntoma.

Mi intención es retomar el visionado con el tiempo pero cuanto más pasa y más series veo, me doy cuenta de que Weeds es practicamente prescindible. ¿Entretiene y es divertida? Sí, pero, ¿tiene algo especial que la haga única? Pues no.

Muy buena crítica!! Celia la mejor!!! xD

MFAL dijo...

Cómo sois ehhhhhhh!! Qué repelus me la C.J.!!!! :P

Scott dijo...

CASI me la compro hoy en El Corte Ingles; pero entre que llevaba prisa,y no tenian puesta la primera temporada me he ido.
Tambien he visto la de A dos Metros Bajo tierra y al final no me la he comprado porque NUNCA he visto la serie.

Al leer esta entrada(y el precio de la temporada) tengo seguro que me la voy a comprar ;)

bandicoot dijo...

Alex: Lo que llevo visto de la segunda no me ha disgustado, más bien sigue en la linea de la anterior. Además, creo que el final de los episodios es más bombazo (porque el del epiosio 2.02, tiene tela xd)

MFAL: ¿Has visto eh? ¿Qué quieres para mañana? :P
A mí Celia me gusta de momento. Puede que en siguientes temporadas tiendan a exagerarla más y volverla un poco más cabrona, pero de momento, mola.
La prefiero a Andy o a Doug.

Felipe: ¡De eso nada chaval! que el artículo lo he sacado yo solito del Goo..., digooooo que lo he escrito yo, vamos. xd
El miedo que tengo es ese, que si la dejo unos días aparcada, acabe en el olvido. Por ahora no e cuesta nada verla, lo que es muy buen síntoma.

Gracias a tod@s por vuestros comentarios!!

MFAL dijo...

Andy cambia mucho en las siguientes temporadas, a mí tampoco me gustaba en la primera....

para mañana... análisis de la T1 de A dos metros bajo tierra!!! :)

Moltisanti dijo...

A mí Weeds me encantó desde el principio aunque es verdad que la 1ºT solo apunta maneras (10 capítulos tampoco dan para mucho). La segunda es la mejor con diferencia y tiene uno de los mejores cliffhangers que he visto en una serie. Disfruta con los Botwin que son inmensos.