martes, 1 de septiembre de 2009

Bones: 1% procedimental, 99% genialidad

He pasado las últimas semanas ensalzando las virtudes de la serie protagonizada por David Boreanaz y Emily Deschanel. Va siendo hora de aportar razones de peso.




Como les pasara a muchos otros, yo era de esos que creía que la serie creada por Hart Hanson no era más que otro procedimental surgido a raíz del éxito cosechado por Grissom y su equipo de forenses de Las Vegas. No obstante, creía oportuno ver como se desenvolvía el gran David Boreanaz después de muchos años como vampiro atormentado.
Mi primer contacto con "Bones" llegó con su lanzamiento en dvd, allá por el 2007 y tras ver varios episodios sin sacar nada realmente positivo de ella, aparqué su visionado. Unos meses después, me plantearía el reto de no solo retomarla, sino de hacerlo nuevamente desde el inicio.
No se muy bien que pasó entonces, pero todo aquello que me desagradó en su primer visionado, pasó a convertirse en un factor de peso para seguir viendo un episodio tras otro.

Al principio no fui capaz de familiarizarme con los personajes (me costaba ver a Boreanaz como agente del F.B.I. y tanto Brennan como el resto de componentes del laboratorio me parecían una panda de pedantes insufribles), los casos no me llamaban demasiado y esa mezcla de humor y drama sumada a una pareja protagonista que parecían los nuevos Mulder y Scully, no me convencía en absoluto.
Con el segundo visionado pude comprender la compleja y racional personalidad de Brennan, de enfatizar con el niño que hay dentro de Booth y de querer incondicionalmente al sabelotodo de Zack, al paranoico de Hodgins y a la sensual Angela. Posteriormente llegaría la genial Camille y el desfasado doctor Sweets.



La primera temporada resultó ser un buen entretenimiento, con momentos muy divertidos y de verdadera complicidad y química entre sus personajes, con episodios bastante emotivos como el 1.09, "El hombre en el refugio radiactivo", o el 1.12, "El superhombre del callejón".
Respecto a las tramas de peso del primer año, la mayoría de ellas fueron de temática autoconclusiva y salvo algunos hilos aislados, apenas se aprovechó la continuidad en ninguna de ellas (algo del todo normal en una serie que busca asentarse).

La segunda no sólo incorporó a la doctora Camille, que supo colarse entre los mirones del Jeffersonian, sino que aumentó considerablemente las dosis de humor y la relación entre personajes hasta tal punto, que los casos semanales pasaron a un segundo plano.
Respecto a la continuidad, comenzaron a desarrollar algunas historias relacionadas con la familia de Brennan y siempre había tiempo para incluir algún guiño a episodios pasados.
Destacar de esta temporada los episodios 2.15, "Los cadáveres del libro" y 2.21, "Mirando las estrellas desde el charco".



Con la tercera temporada llegó la revolución. La serie no sólo se había creado un estilo propio, sino que la química y buen rollo entre los personajes alcanzó cuotas increíbles, en gran parte con la ayuda del recién llegado doctor Sweets.
Aunque el tercer año se vio afectado por la huelga de guionistas, lo que redujo a 15 los episodios de la temporada, los creadores de la serie pensaron que era el momento de dejar un poco de lado los casos autoconclusivos y desarrollar una historia que copase varios de los episodios y que desencadenase en un sorprendente final de temporada. Además, otra de las tramas recurrentes en los dos años anteriores adquiriría mucha más importancia.
Los episodios 3.01, "El hijo de la viuda en el parabrisas" y el 3.09, "El Santa Claus en la nieve", son dos buenas muestras de lo mejor de la temporada.

Sobre la cuarta temporada poco o nada puedo decir ya que no la he visto y de las tres primeras podría añadir centenares de argumentos y alagos para intentar convencer a todo aquel que no haya visto la serie de que lo haga.
Lamentablemente esta entrada está libre de spoilers (es la única forma de captar nuevos "bonesadictos") y llegados a este punto no puedo añadir mucho más a lo expuesto en anteriores párrafos.
Sólo quiero recordar nuevamente que a todo aquel que le guste un buen procedimental y a aquellos que los aborrezcan por completo les está esperando "Bones", una serie que no es lo que parece a simple vista.



Publicidad:

7 comentarios:

Iñaki dijo...

Me encanta esta serie, yo estoy apunto de terminar la 4ª temporada (que supongo que la terminare mañana, me quedan 3 capitulos) y la verdad es que me esta encantando, esta temporada ha estado genial.

Que ganas de ver los que me quedan, una suerte que no tenga que esperar tanto para ver la 5ª que ya esta al caer, otra mas para la lista de la nueva temporada. ^_^

Serieina_Felipe dijo...

El pilar central de Bones es el genial grupo que tiene por protagonistas: desde Brennan y Booth hasta Sweets y lo mejor que la forma que tienen de complementarse entre ellos.

Yo creo que todos los que empezamos a ver Bones lo hicimos pensando que era otro procedimental más sin nada que aportar, y menuda sopresa te llevas al descubrir que para nada es lo que parece!

Si bien es cierto que el empezar de la serie es lo más flojo (aunque a mí me divertía mucho), una vez que despega no hace más que subir y subir.

Muy buena reflexión!:)

ALX dijo...

Yo le tengo alergia a los procedimentales, pero de tanto hablar bien de esta serie, será el segundo que le de una oportunidad (primero tendría que ver The Closer). A lo mejor está tan bien como muchos decís.

Un telespectador más dijo...

A mi me pasa igual que a ALX, no soy mucho de procediemntales, he visto algunq eu otro trozo suelto y no me llamó especialmente la atención. Pero igual es ponerse en serio con ella...no lo descarto, no lo descarto.

Saludos!

satrian dijo...

A mi me tiene loco y el capítulo "Mirando estrellas desde el charco" me parece maravilloso.
Cada capítulo me ayuda a desconectar de todo y a pasar un buen rato, esta serie desprende angel y buen rollo, pero solo viéndola comprenderás el porqué, es difícil expresarlo con palabras.

Scott dijo...

Me encanta esta serie, y eso que me gusta CSI,pero esto le da mil vueltas, lo que me rio xD

Otra serie que me encanta es Caso Abierto(Cold case) la ves?¿

Sookie dijo...

Leo el blog desde hace tiempo pero es la primera vez que comento. Coincido en que BONES no es lo que parece a simple vista.
En mi caso conocía la serie de oídas y de ver unos segundos al hacer zapping, lo máximo que había visto de ella era el capitulo de la 3º donde Brennan está en el karaoke. Este verano como he tenido que estar bastante en cama por una enfermedad me la descargué entera y le di una oportunidad. Me enganchó de mala manera hacia la mitad de la 1º temporada y me pegué un maratón serial como nunca antes. En menos de 10 días me vi todos los capis de las 4º temporadas y ahora estoy deseando que llegue el día 17 para ver el 1º de la 5º
Es muy buena serie para pasar el rato y hacerte olvidar el resto, cosa que me ha venido genial y su elenco transmiten un buen rollo que traspasa la pantalla.
Ya no solo Brennan y Booth se llevan genial y tienen una química increíble, es que el resto del equipo es igual de maravilloso. Se les nota que les gusta su trabajo.
Es una serie a la que hay que dar una oportunidad.