domingo, 29 de agosto de 2010

La última semana 3.0: Del 16 al 29 de Agosto de 2010

Cierro la etapa veraniega despidiendo de una vez el caluroso mes de Agosto y repasando lo que dieron de sí sus dos últimas semanas. Quince días cargados de emociones, finales de temporada y estrenos*.


(episodios 1.07 a 2.06): De momento, la experiencia con "Stargate Atlantis" va bien (o al menos, mejor que con su predecesora). Sus historias son muy llevaderas (sin esa complejidad que hace que la Sci-fi pueda dar tanta pereza), los personajes caen bien, dentro de su sencillez (no existe la pedantería que sí había en el SG-1) y el drama y la acción se mezclan, de forma muy acertada, con la comedia. Los efectos especiales están, sin ninguna duda, a la altura de las circunstancias y el nuevo escenario es ese cambio que tanto necesitaba la franquicia.

Es posible que algunos de sus primeros episodios, a excepción del piloto, sean un poco flojos y no aprovechen lo que el género pueda dar de sí. También se echa de menos una mayor variedad de enemigos (aunque aún es pronto para ser contundente en este aspecto) y alguna que otra demostración de riesgo a la hora de escribir (algunas historias recuerdan mucho a las vividas por el SG-1).
Por lo demás, resulta una serie de género muy recomendable y perfecta para todos aquellos que, como yo, no están muy familiarizados con las naves espaciales y los viajes entre universos.

Toca destacar la historia de los Genii, que empezaría en el noveno episodio como cualquier otra y que finalizaría (a priori) de forma impresionante en el doble episodio de "La Tormenta". Sin ninguna duda, uno de los mejores hasta la fecha, sin contar con el que cierra la temporada. Si en aquel demostraban una gran capacidad de llevar a los personajes al límite sin necesidad de recurrir a grandes artificios, en "El Asedio", el último, han sacado toda la artillería de efectos especiales. Para ser una producción televisiva, el resultado final ha sido más que bueno.


(episodios 2.03 a 2.05):
Si algún día soy actor (algo poco probable), quiero hacer dos cosas. Primero, ser el protagonista del remake televisivo de "24" (es algo que tarde o temprano llegará y lo sabéis) y segundo, tener como agente a Ari Gold. Todos los personajes de Entourage están geniales en sus distintos roles, pero Ari cada vez está mas redondo. Sus apariciones son, con total seguridad, lo mejor de cada episodio y, afortunadamente, en esta segunda temporada se están haciendo más numerosas.
Para colmo, la trama de la peli de "Aquaman", de un James Cameron pre "Avatar" está resultando fantástica. Por no hablar de los incontables y bizarros cameos de actores de Hollywood (ese Bob Saget con su lote de bienvenida...).


(episodios 1.01 a 1.04):
Los que me leen, saben que ver "Californication" no entraba en mis planes. Pude ver un poco del piloto y la única conclusión que saqué es que me no haría otra cosa que ver a Mullder folleteando por los rincones.
Pero llegaron las rebajas y el parón de lanzamientos veraniegos para hacerme expandir un poco más mis horizontes.
De "Weeds" opinaba que sería una mera excusa para hacer chistes zafios a costa de la marihuana y de "Skins", que sería un escandaloso escaparate de adolescentes que se pasaban el día bebiendo y drogándose. Vi algunos episodios y ambas me conquistaron. ¿Por qué no odía hacer lo mismo esta? La semana que viene os daré mis impresiones.


(episodios 2.02 a 2.06):
Frank Sobotka (arriba en la foto), Avon Barksdale, Jimmy McNulty y el gran Omar. Cuatro personajes que han dado y darán mucha guerra en esta segunda temporada.
De momento, tras un inicio algo desconcertante, el Dream Team ya está de nuevo trabajando junto. Eso significa que vuelven las escuchas, las investigaciones, las pesquisas y las detenciones. Ya hemos cruzado el ecuador de este segundo año y las cosas se están poniendo muy interesantes.
Puedes creerme, "The Wire" no envejece. Si no la has visto, ponte con ella o espera unos años para hacerlo. Da igual, estoy convencido de que seguirá siendo tan buena.


(episodios 1.01 a 1.04):
Me declaré un auténtico enamorado de "Anatomía de Grey" en sus inicios. Su primera temporada me fascinó y el final de la segunda me conmocionó.
¿Qué pasó? Pues que a Shonda Rimes se le fue la pinza de tal forma que consiguió convertir una buena serie médica en un auténtico culebrón patillero que traspasaría las pantallas.
Aun así, me llamó la atención el planteamiento de su spin-off. El personaje protagonista me gustaba y la idea de trasladarlo todo a la medicina privada me parecía atractiva. Además, la primera temporada constaba de nueve episodios. No perdía nada.
Lo que he visto de momento, casi toda la temporada, me ha gustado bastante. No es ninguna joya argumental, pero al menos es divertida y sus personajes no se pasan el día echando casquetes a diestro y siniestro.


(episodio 1.07):
Arghhhhh!!!! Ese es mi veredicto tras ver el episodio de esta semana.
Tenía la firme convicción de verme del tirón los que me quedaban pendientes, pero me ha pasado algo inédito con esta serie.
Desde el primer episodio he sido capaz de asimilar lo casposa que es, que sus personajes son estúpidos y que algunas tramas son para pegarse un tiro, pero era capaz de disfrutar de todo ello.
En esta ocasión, no solo me he aburrido, sino que el ochenta por ciento de la trama ha conseguido asquearme bastante (Sookie y Bill en la cama, Jason colocado y con el culo al aire ¡otra vez más!, el exorcismo de la madre de Tara...).
No sé, puede que no eligiese bien el día para retomarla. No obstante, no la abandono.

*Nota: El texto referente a la serie de la semana fue escrito el pasado 23 de Agosto y en él solo se mencionan aspectos de la primera temporada. En próximas entregas hablaré del inicio de la segunda.

*Nota: Con el objetivo de no presentar una entrada demasiado extensa, solo aparecen en ella una selección de algunas de las series vistas en el periodo de tiempo indicado. Para más detalles, consultar "Diario de un seriéfilo".


4 comentarios:

satrian dijo...

Private Practice no está mal, yo he dejado Anatomía, sin embargo sigo con esta.
Y la segunda de The Wire te desconcierta al comienzo pero es una gran temporada.

Mary-chan dijo...

Yo tuve la misma impresión cuando empecé a ver "Californication". De hecho me cansé de ver siempre lo mismo y la dejé sin apenas terminar la primera temporada. Me encanta David Duchovny, pero lo tengo demasiado idolatrado en el papel de Fox Mulder y no me gusta nada el que interpreta en "Californication".
"Private Practice" es una serie a la que no le encuentro nada. Prefiero "Anatomía de Grey" aunque sea un culebrón.
"True Blood" es de todo menos aburrida, así que si ya te aburres en la primera temporada es que quizás no es para ti.

bandicoot dijo...

@Satrian: Es que Sin Cita Previa parece más sencilla y no tan recargada como su hermana mayor.

@Mary-Chan: Creo que lo de True Blood fue que no era el momento adecuado para ver esta mamarrachada XD. El resto los he disfrutado.

omar_valadez dijo...

Ari Good, perdon, Ari Gold :P es EL personaje de Entourage.
La primera de californication tardo un poco en gustarme pero de la mitad al final me encanto.
y True blood, es buenisima XD, esos momentos de asco la vuelven única.
PD: me plantearé ver Private Practice, he leido que se pone mejor que Greys Anatomy XD.