domingo, 26 de septiembre de 2010

Perdidos: 6.03 "Lo que hace Kate" (What Kate does)

La mayoría de vosotros despedísteis la serie hace ya unos meses. Yo decidí esperar al dvd y pegarme esos maratones lostianos que tan bien nos sientan. Segunda review de la sexta y última temporada.

Después de un comienzo bastante revelador (la verdadera identidad de Locke, las consecuencias de la muerte de Jacob, qué ocurrió tras la explosión del final de la quinta temporada...), toca episodio normalito.
Revela algunos detalles curiosos, pero podría decirse que estamos ante uno de esos episodios centrados en uno de los personajes. Esto no es malo, pero cuando quedan catorce episodios para finalizar y hay tantas cosas que resolver, la cosa cambia.

El episodio anterior acabó con Sayid resucitando en el templo en el que Jack, Kate y los demás están retenidos por los otros (en realidad, les protegen del hombre de negro).
En otra parte de la isla, junto a la estatua, Locke parte hacia un lugar aún desconocido, junto a Richard. Jin, Lapidus, Ben e Ilana, permanecen allí. Aquí empieza el  tercer episodio.



Ni flashback, ni flashforward, en el flashsideway de esta semana (lo ocurrido en el nuevo presente o realidad alternativa), retomamos la historia de Kate en el aeropuerto de Los Ángeles.
Esta logra escapar del agente que la custodia (one more time) y secuestrar un taxi en el que, ¿casualmente? viaja una embarazadísima Claire. Tras toparse con Artz, escapar de la policía y después de que el taxista salga corriendo, Austen toma  el control del vehículo y pide a Claire que lo abandone, no sin antes quitarle la bolsa que porta (esto traerá consecuencias).

Kate acaba en un taller donde logra deshacerse de las esposas y donde pretende cambiar de identidad con la ropa que hay en la bolsa que robó a Claire. Al abrirla, descubre que lejos de contener ropa, productos de aseo o dinero, contiene el kit básico del recién nacido (pañales, productos de higiene, ropita y una foto).
Arrepentida, decide volver en busca de la joven embarazada (como si su moral no le hubiese traído consecuencias en el pasado). Da con ella, la monta en el taxi (¿en qué piensa Claire?) y se dirigen a la casa donde viven los padres que han decidido quedarse con el bebé.



Volvamos al presente en la isla. El caos en el templo continúa. No solo se preparan a la inminente llegada del hombre de negro, sino que Dogen y su traductor intentan entender por qué Sayid a vuelto de entre los muertos.
Para colmo, Sawyer se hace con un arma y decide salir de allí por las brabas. Dogen pide a dos de sus hombres que lo sigan (sin heridas, ni muertes, ya que para algo es uno de los candidatos) y Kate se ofrece a localizarle (cómo no podía ser de otra forma). Finalmente, Kate, Jin y los hombre de Dogen parten en su busca. A Jack se la pela, ya está en otro nivel. Hasta Hugo es ahora el nuevo líder.

Acto seguido, Dogen se dispone a, según él, reconocer a Sayid. Le tumba en una camilla, le ata, le da descargas, le esparce unos sospechosos polvos y le marca con un hierro candente. Una vez que termina, el traductor le miente diciédole que ha pasado "una importante prueba" (sí, ¡ya!).
Jack, que aún conserva algo de su faceta de líder, acude ante Dogen y le pide explicaciones sobre lo ocurrido. Este le da una píldora para curar una supuesta infección del irakí. Jack no se fía (normal, Dogen da un mal rollito...) y no sabe que hacer con ella.



Otra vez de vuelta a la realidad fuera de la isla. Claire intenta asumir que los padres de alquiler ya no están dispuestos a cuidar del bebé de esta. No le da tiempo, se pone de parto y Kate se la lleva al hospital.
Una vez allí, es atendida por un médico, Ethan, (el "otro" que la infló a inyecciones en la isla). Como curiosidad, una frase de este: "No me gustaría tener que llenarte de inyecciones" (¡Toma guiño a los fans!).
Resumiendo, Claire habla con Kate sobre el nombre del niño, Aaron (¿casualidad?), le cubre ante la policía y le da dinero para que escape. Se despiden.

En la isla, Kate y Jin logran zafarse de los hombres de Dogen. Jin decide regresar al templo, pero ella opta por regresar a Dharmaville, donde encuentra a un desolado y borracho Sawyer. Charlita de pareja, lágrimas y desprecios. Nada importante.
Jack es reacio a  que Sayid tome la píldora y vuelve a reunirse con Dogen. Este no le dice el contenido, entonces Jack se la mete en la boca para comprobar si es peligrosa. Dogen, sorprendido y asustado, hace todo los posible para que la expulse. Finalmente lo consigue (¿Qué contiene?).



A Dogen no le queda más remedio que confesar el contenido de la píldora.Veneno (¿Por qué quiere matar a Sayid? ¿Por qué le salvó entonces?). La explicación es sencilla para él y sorprendente para Jack.
Según Dogen, el mal habita en el interior del irakí y si no lo impiden, pronto le ocurrirá lo mismo que a la hermana de Jack (este ya sabe que su hermana en Claire, pero la daba por muerta).
Pregunta: Si sabe que Claire y Jack son hermanos y que este segundo es tan importante ¿Por qué no le reconoció cuando llegó al templo? (quiso matarlo, de echo).

Mientras, en la selva, Jin es localizado por los hombres de Dogen. El koreano les dice que volvía al templo, pero estos no le creen. Cuando se disponen a ejecutarlo, unos oportunos disparos acaban con ellos. El arma del que han salido es la de Claire, que ahora parece la nueva Rosseau.
Conclusión: ¿Realmente murió Claire y por eso el mal ocupó su cuerpo? ¿Le ha ocurrido lo mismo a Sayid? A Locke está claro que sí. Visto lo visto, parece que no ando desencaminado.
Continuará.