domingo, 3 de octubre de 2010

Perdidos: 6.08 "Misión de reconocimiento" (Recon)

La mayoría de vosotros despedísteis la serie hace ya unos meses. Yo decidí esperar al dvd y pegarme esos maratones lostianos que tan bien nos sientan. Séptima review de la sexta y última temporada.

Este octavo episodio no ha sido muy revelador que digamos. Lo único que nos ha traído es la respuesta a como es la vida de Sawyer fuera de la isla (muy hábil, su giro) y a qué o quién venía en el submarino que intuimos al final del último episodio (era de esperar quienes eran).
No obstante, toca repaso, pero antes de ello, resumamos lo ocurrido hasta ahora y como están las cosas en la isla.

En la selva, Ben, Sawyer, Jin, Kate, Claire y los supervivientes del templo, esperan nuevas órdenes de su líder (John -humo negro- Locke).
Jack y Hugo se reencuentran en la isla con Sun, Miles, Lapidus, Iliana y Ben (que ha sido temporalmente 'perdonado' por asesinar a Jacob). Un teleobjetivo les ha captado ¿A dónde pertenece? ¿Quién mira a través de él?.



Nuevo episodio. En la realidad fuera de la isla, James (Sawyer) es, junto a Miles, un miembro del cuerpo de policía (ambos ya se ocuparon de algo similar en la Iniciativa Dharma). ¿A qué se dedica? Oh, sí. A perseguir y detener a estafadores.
A pesar de su posición, conserva ese mismo espíritu solitario y faltón. Pero lo que más nos sorprende es que sigue obcecado en encontrar y ASESINAR al hombre que arruinó a su familia (esto no ha cambiado) y no tiene reparos en confesárselo a su compañero.

Como datos curiosos, tenemos varios encuentros con el resto de personajes. Con Charlotte (la pelirroja de la cuarta y quinta temporada), Sawyer tiene una cita. A Kate, acaba persiguiéndola después de que esta estrelle su coche en mita de una fuga (nada más se sabe). A Liam (el hermano de Charlie), le vemos en comisaría preguntando por su hermano.
Por lo demás, nada destacable (salvo que siempre la caga con las mujeres) en los flashsydeways de este episodio. Vayamos a la isla.



Sawyer está molesto con Locke porque descubre que lo que sería una inminente salida de la isla, aún tiene que esperar, al menos, un par de días más (era obvio que el plan del hombre de negro incluía algo más que una simple huída).
John, por su parte, le tiene preparada una misión de vital importancia. Debe ir a la otra isla, donde está el avión de Ajira y comprobar que rodo está 'correcto' para que el resto pueda ir hacia allí y salir volando (ja, ja y ja).

Una vez allí, el bueno de James se encuentra con un montón de cadáveres apilados junto al avión y a Zoe, presúntamente, la única superviviente del vuelo que permanece allí.
Pero una vez más toca aplicar el dicho de "no mientas a un mentiroso" cuando este descubre que todo lo que le cuenta la joven es mentira.
Sin miedo a reaccionar, nuestro lostie sufre una emboscada por los hombres que han llegado a la isla en el submarino que avistó a Jack, Sun y el resto.



De vuelta a la selva, es momento de que Claire lleve a cabo su plan de venganza contra Kate (recordemos que está furiosa porque descubrió que Austen se había llevado a Aaron fuera de la isla). Esta enfunda un cuchillo y se avalanza contra la pecosa para acabar con su existencia allí mismo.
Es en ese momento cuando Locke reaparece en escena y, apartándola de un manotazo, acaba con el intento de vendetta. Kate no da crédito.

Tras el ataque,el hombre de negro se disculpa por el comportamiento de Claire y, como acostumbra a hacer, le cuenta a Austen una de esas historias que tan buenos resultados dan. Le habla de que su madre era una mujer que estaba loca (¿La suya o la del verdadero Locke? Porque recordemos que aquella también tenía un cable 'pelao'), que sabe lo que es criarse así...
Remata la historia con un contundente "Ahora, Aaron también tiene una madre que está loca" (esto me lleva a pensar que Claire será prescindible de un momento a otro).



Volvamos con Sawyer. Este es capturado y llevado al submarino que acaba de llegar a la isla. Como cabía esperar, el hombre al mando es el mismísimo Charles Widmore.
Pero hagamos una pequeña pausa para destacar un hecho importante. Al entrar en el submarino, Sawyer se percata de un portón que está custudiado por unas cuantas cerraduras. Al igual que a nosotros, le pica la curiosidad por lo que habrá dentro (apuesto por Desmond). No recibe respuesta.

Una vez sentado frente a Widmore, este le cuenta su plan de acabar con Locke. Si acepta el 'trabajo' y atrae a este hacia ellos, le dará lo que quiera (como era de esperar, la petición es salir de la isla).
Sawyer, como buen idividualista que es, acepta el trato, dejando claro que nunca está al lado de nadie.
Dato importante: En la cuarta temporada, nos quedó claro que Widmore era un cabrón, ahora parece ser que no era tal y que ¿siempre veló por Jacob? Es difícil estar seguro de algo con un personaje tan oscuro como Charles Widmore.



De vuelta a la isla principal, Sawyer le cuenta a Locke el plan de Widmore (¡toma ya!) y le informa del más mínimo detalle, para ganarse su plena confianza.
Posteriormente, le explica a la pecas su plan alternativo. Dejar que Locke y Widmore se maten mientras ellos don huyen en el submarino (si esto no es jugar magistralmente a tres bandas, que baje Lindelof  y lo vea)
Sonrisa maligna y picarona de Sawyer, Fundido a negro.Fin del episodio.Continuará.