viernes, 26 de noviembre de 2010

Especial: 1000 entradas... hablando de series (#996)

Novecientas noventa y seis entradas hablando de series. No se me ocurre mejor forma para llegar a la número mil que seguir haciéndolo de aquellas que me han convertido en el orgulloso seriéfilo que soy hoy en día.


Si algo hay que reconocerle a la familia amarilla más popular de la televisión es la suerte que tiene en seguir manteniéndose en la cresta. Y digo suerte, porque lo que hoy emite Fox y Antena 3 no es "Los Simpson", en todo caso, un ligero recuerdo de lo que fue.
¿Cuantas generaciones han crecido con Homer, Marge, Bart, Lisa y Maggie? Muchas. Pero cuando los propios creadores caen en la cuenta de que el público mayoritario (el que no levanta dos palmos del suelo y el que compra camisetas) no pide más que cuatro golpes de Homer y las travesuras de Bart ¿para qué molestarse en hacer algo bueno? Una pena.


"Kyle XY" comenzó siendo una serie entrañable y para toda la familia. Sí, su planteamiento sugería una historia de ciencia ficción, pero sus toques eran meras pinceladas y no entorpecían en las tramas amables (que personalmente, eran las que me gustaban de la serie).
Poco a poco, los poderes de Kyle y sucesos extraños fueron adquiriendo demasiado protagonismo (tal vez demasiado para una serie tan light) y la llegada de una segunda chica sin ombligo tampoco ayudó.
Aun así, el personaje intepretado por Matt Dallas siempre quedará ahí, gracias a su mirada, su inocencia y la forma de enfrentarse a un mundo nuevo.


"Me llamo Earl" ha pasado por distintas etapas. La primera de ellas fue gloriosa, con una temporada inaugural redonda y una segunda que aguantó el tipo, a pesar de introducir cambios algo innecesarios, como el de serializar una historia procedimental.
La segunda fue la del declive total, con una tercera temporada bastante soporífera y sin rumbo, que acabó en un punto muerto.
La tercera y última corresponde a la de la cuarta temporada, magnífica de principio a fin, en la que los guionistas se dieron cuenta de que debían volver a los orígenes que tan buenos resultados habían dado.


La serie médica por excelencia de todos los tiempos, le pese a quien le pese. Ni "Anatomía de Grey", ni "House" y, ni mucho menos, "Hospital Central". Repito, ni mucho menos "Hospital Central".
Todavía recuerdo ese episodio piloto con un George Clooney resacoso, a este mismo en un genial episodio en el que, en medio de una tormenta, intenta rescatar a un chico atrapado en las alcantarillas, el episodio dirigido por Tarantino y el emitido en directo.
Muchos recuerdos de unas pocas temporadas vistas. No puedo ni imaginarme lo que dieron de sí las casi diez temporadas que aún no he tenido la oportunidad de disfrutar.

4 comentarios:

LiPooh dijo...

¿Aún te quedan 10 temporadas de ER? Pues vas a disfrutar mogollón y eso que a mí me falta ver la última. Hay muchas historias, muchos pacientes, muchos médicos nuevos... con la que estoy segura que disfrutarás.

Saludicos.

Ishtar dijo...

Uf, yo llevo viendo Los Simpson desde que tengo memoria... y sí que es verdad que ya no es lo que fue, pero siempre que repiten las antiguas temporadas seguimos riendonos con los mismos chistes y los mismos golpes.

Kyle XY nunca me acabó de convencer, y cuando se fue haciendo tan extraña la dejé sin remordimientos.

Me llamo Earl sigue siendo una de mis series favoritas para tirarme en el sofá a no hacer nada cuando la ponen otra vez en Neox, junto con Cómo conocí a vuestra madre.

Y Urgencias... la verdad es que con todo lo que me gustan las series de médicos debería plantearme verla. Por cierto, enhorabuena por estas casi 1000 entradas y gracias por hacernos recordar tantas series ^^

Mary-chan dijo...

"Los Simpsons" es solo una parodia de lo que fue. Entre el humor que apenas hace gracia ya, y las voces de algunos personajes que han ido cambiado (que buena era la del antiguo Homer), ya no me interesa ver los nuevos capítulos, excepto si estoy comiendo y no hay nada mejor que ver.

Yo estoy a punto de terminar la 7ª temporada de "Urgencias", y teniendo en cuenta que son 15, todavía me queda mucho por ver, igual que a ti.

Buen finde…

martinyfelix dijo...

Yo confieso que nunca he visto Los Simpson. Me Llamo Earl me estoy planteando verla. Y tampoco he visto Urgencias...