viernes, 7 de junio de 2013

Va de memes: Me caes bien / Me caes mal (V)

Sabéis lo mucho que me gusta hacer secciones de los memes más curiosos. Segunda entrega, quinta en el total, de esta nueva etapa de ''Me caes bien / Me caes mal''. Ya sabéis, dos queridos, dos odiados...
 Phil Dunphy (Modern Family) me cae... ¡BIEN!

¿A quién no le cae bien el tontorrón de Phil Dunphy. Para mí, es la versión familiar del Michael Scott de ''The Office''. Ese humor que sólo él pilla, las miradas a cámara en plan WTF, los líos en los que se mete cuando intenta decir lo que cree que debe decir... Y qué contar de su relación con su hijo Luke, que cada vez que idean un plan, me conquistan por completo.

El episodio del iPad quedará para el recuerdo, el día que se le ocurrió andar sobre un cable me alegró la tarde, cuando él y Luke decidieron repetir una canasta de cabeza fortuita, el viaje al parque Disney... Y es que en ''Modern Family'' hay muchas cosas que destacar, pero sobretodo, aquello que tiene que ver con los Dunphy, para mí la mejor familia de la serie.

 Mary Margaret (Once Upon a Time) me cae... ¡MAL!

Veo la foto que acompaña esta entrada mientras intento ser lo más educado posible escribiendo sobre Mary Margaret. Creedme, no es nada fácil no decir nada cruel viendo esa cámara de ''¿Dónde estoy? Mis padres dicen que soy especial...''. Y es que la señorita Blancanieves es el personaje más repelente y odioso de ese quiero y no puedo que es ''Once Upon a Time''.

En su favor tengo que decir que es la primera vez que he estado a punto de dedicar un apartado de ''Me caes mal'' a todo el elenco de una serie. ¿Por qué? Porque no aguanto a uno solo de sus protagonistas. Es más, el único que me gustaba y me parecía interesante era el del sheriff y acabó como acabó... Por mi parte, que venga el humo rosa y se los f***e a todos...

 Jenna Hamilton (Awkward) me cae... ¡BIEN!

''Awkward'' es de esas series teen que llegan a nuestras televisiones para demostrarnos que aún queda esperanza para el género. Claro que conserva el eterno cliché de culebrón con triángulos amororos, chicos cachas, hormonas en plena efervescencia y todo eso, pero trae consigo un toque de mala leche muy atractivo y cierto punto autoparódico que me encanta.

Reconozco que casi todos los personajes me encantan, hasta el del prota cachas al que normalmente odio. Pero si me obligan a quedarme únicamente con uno sólo, no me queda más remedio que quedarme con la protagonista absoluta, Jenna Hamilton. Su cara constante de ''Mátame, por favor'' y sus constantes dilemas al verse en el centro de un triángulo de manual, son lo más.

 Tyler Evans (V) me cae... ¡MAL!

Érase una vez, un jóven muchacho de mirada distraida e inteligencia escasa que al ver llegar unas naves a su ciudad exclamó: ''Alaaaa, tíoooo. Como molaaaaaaa''. Acompañado de su chaqueta de cuero y su única neurona se enroló en una aventura amorosa con una lagarta cachonda, cuya madre quería al muchcacho para sus movidas de extraterrestre...

Por otra parte, estaba su madre, una mujer de ley con la cabeza sobre los hombros que, sabe dios por qué, temía perder a su hijo en manos de los bichos malos. Y colorín colorado... ¿Por qué narices la madre no dejaba al chiquillo tranquilo? Si lo hubiese hecho, puede que lo que pasó en los últimos diez minutos de serie hubiese ocurrido al menos diez episodios antes.